944 063 154
registra-dominio-linube

Saca el máximo partido a tu dominio

No pierdas tráfico

Para evitar perder tráfico en tu nuevo dominio, puedes redirigir las visitas que lleguen a tu dirección antigua a tu nuevo nombre en internet. De esta forma seguirás recibiendo a todos tus visitantes en la nueva página web o tienda online.

Subdominios ilimitados

Prueba a crear una nueva estructura de tu página web recurriendo al uso subdominios. No existe un límite, por lo que podrás crear todos los subdominios que consideres necesarios para diseñar la nueva arquitectura de tu sitio web.

Transfiere el dominio

Si tu dominio se encuentra en los servidores de otro proveedor y quieres que nosotros nos encarguemos de la gestión, puedes transferirlo a Linube cuando quieras. Así, nos ocuparemos de todas las tareas de gestión del dominio.

Elige el dominio que quieres registrar o transferir

Escoge entre las extensiones más habituales tu nuevo dominio.
.com, .net, .info, .org
12€ año
Registro y transferencia
Dominios .es
Registro
12€ año
Transferencia gratuita

¿Qué extensión registro?

Haz de tu dominio un ejercicio de creatividad y multiplica las opciones gracias a las diferentes extensiones de dominio.

Dominios genéricos

Por su antigüedad, los dominios genéricos son los más utilizados a la hora de registrar un nuevo dominio. Inicialmente cada uno estaba indicado para un tipo de empresa, pero en la actualidad ya no existe esa limitación por lo que pueden utilizarse dominios genéricos en cualquier proyecto web.

Dominios territoriales

Son los nombres que se refieren al país o a la zona en la que se ubica tu negocio. Con un dominio territorial o geográfico estarás asegurando tu marca en el país al que te orientas, además de ser mejor valorado por los navegadores, siendo un factor clave para mejorar el posicionamiento SEO.

Nuevas extensiones

Gracias a la apertura de las nuevas extensiones es posible aportar más información de tu negocio a todos tus visitantes. Por ejemplo, registrando dominios de actividad ya no será necesario contar a qué te dedicas, lo especificarás desde el dominio. Además, el usuario te recordará con mayor facilidad.
recomendaciones-registro-dominios-linube

Sobre dominios, te recomendamos

Corto y fácil de recordar

Es muy importante que tu dominio sea corto y, sobre todo, fácil de recordar para tus usuarios de forma que llegar a tu web sea mucho más sencillo. Tu dominio es tu dirección en internet, el nombre por el que tus usuarios accederán a tu página web o tienda online, así que cuanto más fácil se lo pongas mejor. Puedes usar nuestro buscador para escoger la extensión más adecuada para tu proyecto.

Regístralo cuanto antes

Si tu web está aún en fase de desarrollo o si solo tienes el nombre que quieres ponerle a tu nuevo proyecto, ve un paso por delante. Para que nadie más pueda beneficiarse de tu marca, registra el dominio cuanto antes y asegúrate de que nadie puede utilizar tu dominio. Compra el dominio ahora y evita tener que cambiarlo todo por no haber registrado el nombre con antelación.

Redirige tus dominios

Para que nadie pueda acabar beneficiándose de tu marca, te recomendamos registrar el dominio con diferentes extensiones. Algo muy útil si además estás presente en varios países u ofreces contenido en diferentes idiomas. Registra las extensiones que consideres y redirígelas todas a tu dominio principal para no perder tráfico y que el usuario llegue siempre a tu página web o tienda online.
registro-transferencia-dominio-linube

¿Por qué confiar en nosotros?

Control total

Desde el área de cliente podrás realizar todo tipo de acciones relacionadas con la gestión y el control de tus dominios web. Por ejemplo, podrás hacer cambios en la zona DNS, bloquear el registro del dominio, obtener el código de autorización para su transferencia...

Renovación automática

Activa renovación automática desde el área de cliente y olvídate de la fecha en la que caducarán tus dominios. Al seleccionar esta opción te ahorras sustos o contratiempos: te garantizamos que tus dominios seguirán estando activos.

Soporte 24x7

Ante cualquier problema o duda en relación al servicio, no dudes en contactarnos. Estamos disponibles a través de nuestro sistema de tickets, mediante correo electrónico o en nuestro teléfono de contacto en horario de oficina. Tú eliges cuál es el mejor método.

Las dudas más frecuentes

Estas son las dudas habituales sobre dominios en internet.

Es lo más parecido a la agenda de contactos de un móvil, en el cual los números de teléfono se guardan asociados al nombre del contacto, de forma que cuando queremos llamar a alguien lo buscamos porque recordamos su nombre en lugar del número de teléfono.

En Internet los ordenadores están identificados por una serie de 4 números al que se llama IP. El nombre de dominio permite asociarlo al número IP de forma que sea más fácil de recordar. Por ejemplo, es más fácil acceder a nuestra web tecleando www.linube.com que algo parecido a esto: 185.118.56.13.

Existen tres tipos: genéricos (gTLDs), territoriales (ccTLDs) o las llamadas nuevas extensiones de dominio (nuevos gTLDs).

En el primer grupo se encuentran los habituales (.com, .net, .org, .info, .biz), considerados básicos en internet por ser usados internacionalmente.

Los dominios territoriales (.es, .eu, .eus, .cat) son usados en diferentes países para proteger una marca geográficamente.

Asimismo, a estas dos categorías, hay que añadir una tercera: los dominios de tercer nivel o las nuevas extensiones. En este grupo se encuentran las extensiones territoriales o geodominios (.barcelona, .london, .paris, .madrid...) las de temática (.cloud, .guitars, .gallery, .agency…), tipo de actividad que desarrollan (.cloud, .travel, .jobs, .shop) y un largo etc.

Lo primero de todo, si queremos destacar por encima del resto, tendremos que llamar la atención. Además, el nombre deberá contener las palabras claves por las que quieres que tus usuarios te encuentren en internet. Generalmente, estas keywords se corresponden con el nombre de tu empresa. Asimismo, para que sea sencillo de recordar, el nombre de dominio que registres deberá ser breve.

Si el nombre que has escogido para tu nueva web ya está registrado con extensiones habituales en España (.com y .es), puedes realizar combinaciones añadiendo el nombre de tu negocio y el sector en que desarrolla su actividad o la ciudad en la que se encuentra su sede principal. También es posible utilizar una extensión que refleje la actividad de la empresa y evitar así que resulte demasiado largo.

Registrar un dominio a través de nuestra web es muy sencillo. Para ello, basta con escoger el nombre que quieras y consultar su disponibilidad mediante el comprobador de dominios.

Después de esto, sólo tienes que decidir el tipo alojamiento web que más se adapte a las necesidades de tu proyecto. Si lo prefieres, puedes contactarnos y nosotros nos encargaremos de la gestión del nuevo dominio de tu página web.

Sí. No resulta obligatorio, pero si quieres asegurar tu marca, es conveniente que registres al menos los dominios .com y .es. De esta forma evitas que otros registren un nombre similar que pueda desviar las visitas a su web. Además, si tienes previsto desarrollar tu actividad en diversos países, y por lo tanto comunicar en diferentes idiomas, contar con varios dominios beneficiará tu posicionamiento en buscadores.

Las primeras webs que se muestran en los resultados de búsqueda se corresponden con el idioma o el país desde los que se realizan dichas búsquedas. Así, contando con diferentes dominios territoriales, será más fácil que tu sitio web aparezca antes en el ranking.

Whois es un protocolo de control de transmisión (TCP) asociado a una base de datos que, antes de la llegada de la RGPD, era pública y en la que se encontraba información acerca de todos los dominios: cuándo y quién lo registró, el lugar en que se ubicaba su sede, formas de contacto o fecha de caducidad del mismo, entre otros datos.

Actualmente, con la nueva normativa de protección de datos, la mayoría de la información contenida en Whois permanece oculta de forma que solo es posible conocer la fecha de registro, el registrador y cuándo volverá a caducar un dominio. El resto de la información permanece oculta.

Una vez hayas registrado tu dominio, solo queda contratar un buen servicio de web hosting para empezar a tener presencia en internet.

Un plan de hosting es la mejor manera de iniciarse en internet, pero si esperas recibir muchas visitas, quizá deberías echar un vistazo a nuestros servidores cloud. Y, si ya tienes alojamiento con otro proveedor, puedes hacer una migración de tu dominio a nuestros servidores, ¡estaremos encantados de atender cualquier duda que te pueda surgir al respecto!

Suelen dividirse en cuatro partes, que son: el dominio raíz (/) del que parten todas los dominios web existentes en la red, el dominio de nivel superior o extensión (com), el dominio de segundo nivel (linube) y los subdominios o dominios de tercer nivel (www). Pero, también existen otras posibilidades; por ejemplo, en el caso de tudominio.com.es, "es" es el primer nivel, "com" el segundo nivel y "tudominio" corresponde al tercer nivel.

Sí. Para que un dominio pueda ser registrado este debe estar liberado. Una vez caducado, si no se renueva, pasará por diversas fases dependiendo de la extensión (.com, .es, .eu, etc.). Podemos distinguir tres fases dentro del ciclo de vida de un dominio.

El ciclo de vida es un proceso que ha sido definido por la ICANN, la Corporación de Internet encargada de asignar nombres y números en internet, por el que pasan todos los nombres de dominio a lo largo de su vida en internet. Aunque estas etapas tienen una duración predefinida, el transcurso de cada una de ellas puede variar en función de la extensión de dominio. En cualquier caso, podemos diferenciar las siguientes fases:

Período de gracia o grace period: período en el que se puede renovar el dominio por el precio de renovación habitual.

Período de castigo o redemption period: período previo a la eliminación del mismo. El coste de la renovación es más elevado ya que ésta requiere una restauración del dominio.

Período de eliminación o pending delete: no es posible renovarlo cuando está en esta fase.

Liberación del dominio: ya ha sido liberado.

Para evitar que tu nombre en internet caduque, en Linube tenemos habilitado por defecto la autorenovación. De esta forma, recibirás una notificación avisando de la próxima expiración del dominio y de que, de no desactivarse la opción de autorenovación, se renovará de forma automática. Si quieres saber más acerca de la autorenovación, dispones de información en nuestro centro de soporte.

Deja de estar operativo en internet. Esto quiere decir que la página web y todos los buzones de correo asociados a dicho dominio, dejarán de funcionar.

Si este es tu caso, te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros cuanto antes (o con tu proveedor actual) a fin de recuperar el dominio antes de que sea demasiado tarde.

Antes de nada, el dominio debe estar operativo, es decir, no puede estar caducado. A partir de ahí, el proceso puede comenzar, recomendándose iniciar la transferencia con un mes de antelación respecto a la fecha de renovación del dominio. Aunque con otro tipo de dominios no es necesario, para los genéricos es preciso el AUTH-CODE o código de autorización. Un código que deben facilitarte los registradores actuales en caso de que no se pueda obtener desde el panel de control.

El bloqueo es una medida de seguridad para evitar transferencias no deseadas. Por lo general, cuando se solicita el AUTH-CODE, el dominio se suele desbloquear. Para terminar, el último requisito es que el e-mail de contacto del dominio esté operativo y te pertenezca (o pertenezca al dueño del dominio) ya que es ahí donde llegará un correo electrónico solicitando la aprobación para el traslado. Una vez que el contacto administrativo haya aceptado el traslado, por lo general, la transferencia tarda entre 5 y 7 días en completarse.

Por supuesto que sí, además de que resulta una práctica muy común y extendida para garantizar ser el propietario de ese nombre y que nadie se adelante. Al hacerte propietario de dominios libres asegurarás que nadie más que tú sea el dueño de los mismos.