944 063 154

¿Qué es un dominio y qué tipos de extensiones existen?

Publicado enDominios

Un dominio web es un nombre en internet que va asociado a una dirección IP, direcciones numéricas que permiten ubicar las páginas web. Por hacer un símil fuera del mundo internauta, un dominio es una forma de ponerle nombre a un número de teléfono. Es decir, un dominio es como los nombres que ponemos en una agenda para identificar con facilidad un número de teléfono. Así, es posible acceder a una página web recordando su dominio, en lugar de tener que recordar la dirección IP al completo. Para que comprendas mejor qué es un dominio web, comenzaremos diciendo que se compone de diferentes partes.

Entre las partes de un dominio, encontramos por un lado el propio nombre del dominio y, por el otro, la extensión de dominio que se haya elegido, lo que va después del punto que separa ambas partes; como por ejemplo midominio.com. Aquí deberemos tener en cuenta que también puede haber subdominios; es decir, las siglas o palabras que se ubican delante del nombre del dominio como en tienda.midominio.com. Así, todos los dominios web tienen una estructura de nombre + extensión, como es el caso de nuestra web: linube.com.

Extensiones de un dominio web

En cuanto a extensiones de dominio, existen muchísimas y, además, cada cierto tiempo la ICANN permite el uso de otras nuevas. Pero, en líneas generales, las extensiones de dominio se clasifican tres tipos:

1. Los dominios genéricos, en esta categoría se encuentran las extensiones de dominio más utilizadas, de entre las que destacamos:

  • .com. Nació haciendo alusión a servicios de comercio, aunque, al ser uno de los primeros tipos de dominios que surgió, su uso se fue generalizando y utilizando prácticamente para todo tipo de registros. Se recomienda escoger siempre este tipo de extensión precisamente por su preponderancia o universalización frente al resto. Paradójicamente, su enorme difusión ha hecho que comiencen a escasear los nombres de dominio.com disponibles.
  • .net. Originariamente fue creado para las empresas que prestaban servicios en la red (proveedores de acceso por ejemplo). Hoy en día, no es necesario cumplir  con ningún requerimiento especial para el registro de la extensión. Además, a diferencia de lo que ocurría en sus inicios, actualmente lo puede solicitar cualquier entidad. Si bien es cierto (y esto ya es una percepción completamente subjetiva) el .com ha perdido su connotación original,  mientras que el .net aún se conserva ligado al mundo de las tecnologías, redes y la presencia en Internet orientada a la máxima interacción con el usuario.
  • .info. Inicialmente se creó para las webs destinadas a información. Actualmente no tienen restricciones para el registro, es decir, basta con que el nombre que se desea esté disponible para poder registrarlo. Y lo mismo ocurre con los otros tipos de extensión.
  • .org. En sus orígenes se creó para organizaciones sin fines de lucro. Aunque su uso a día de hoy suele ser común entre asociaciones sin ánimo de lucro, ya no existe limitación alguna en cuanto a su registro.
  • .biz. Inicialmente se creó para los negocios (biz=business) que ya no podían registrar su dominio .com porque ya estaba en uso. En la actualidad los nombres de dominio .biz siguen restringidos a uso comercial, por lo que si no tienes una empresa deberás pensar en otra extensión de dominio.

2. Los dominios territoriales. Estos dominios permiten relacionar un sitio web con un idioma o zona geográfica. Por las ventajas en cuanto a posicionamiento que los navegadores otorgan a los dominios territoriales, se trata de un tipo de dominio que cada vez cobra más relevancia entre nosotros. Destacan especialmente:

  •  .es. Territorial que hace referencia a España.
  • .eu. Territorial que hace referencia a Europa.
  • .eus. Territorial que hace referencia a las webs en euskera.
  • .cat. Territorial que hace referencia a Cataluña.

3. Las llamadas nuevas extensiones de dominio. Son extensiones que van creándose para cubrir nuevas necesidades; ya sea especificar la actividad de tu empresa desde el dominio o ubicarla geográficamente. Con las nuevas extensiones de dominio es más sencillo aportar más información acerca de la web o tienda online desde el propio dominio.

Regulación del registro de dominios

El registro de los dominios lo regula un organismo internacional cuyo nombre es ICANN. La ICANN, a su vez, delega en otra serie de organismos la gestión de algunas extensiones de dominio. Por ejemplo el PIR es quien se encarga de todo lo relacionado con los dominios .org, AFILIAS de la extensión de dominio .info, ESNIC para el dominio territorial .es, EURID para los dominios .eu o DOMINI.CAT para aquellos dominios que con extensión .cat.

Todos estos organismos son los que se ocupan de acreditar a las empresas solicitantes que son aptas para llevar a cabo los registros de sus extensiones de dominio.

Recomendaciones para la elección de un dominio web

  • Extensión del dominio. La elección de un tipo de extensión u otro dependerá del ámbito de actuación de la empresa, grupo o actividad de la página web. La extensión más utilizada es el .com, pero también es aconsejable elegir la extensión que haga referencia a la actividad de la web, por ejemplo si se dispone de una web de una ONG, convendría realizar el registro del .org, si se dispone de una web informativa sería recomendable escoger el .info…etc. Si el negocio o ámbito de actuación se amplía, será aconsejable registrar los dominios territoriales de la nueva zona en la que se opera. Por ejemplo, si se comienza a operar en Portugal convendrá escoge la extensión de dominio .pt.
  • Nombre del dominio. Por norma general un buen dominio deberá ser corto, fácil de recordar y escribir y, si es posible, que además aluda a las palabras clave por las que tus usuarios o clientes tratarían de localizarte. Esto último, te servirá para posicionar mejor en los buscadores, ya que todo lo que sea ayudar al usuario contribuye a la mejora del posicionamiento.

También es muy importante evitar la solicitud de nombres de marcas registradas para evitar conflictos. Si el nombre de dominio que querías registrar ya está cogido, deberás pensar en otro diferente. Como recomendamos con frecuencia, registra cuanto antes el nombre de dominio que quieres para tu proyecto y, preferiblemente, en diferentes extensiones de dominio. De esta forma evitarás muchos de estos problemas.

Conflictos en los registros de dominios

Como el registro de dominios se trata de algo relativamente nuevo, muchos usuarios se han visto envueltos en problemas judiciales. Algunos de ellos han manifestado que el tema aún tiene ciertos vacíos legales y una clara falta de jurisprudencia, posiblemente como consecuencia de esa ‘novedad’. Dada la rápida evolución del mundo de internet, esta situación parece que está avanzando a buen ritmo.

No obstante, se trata de aportar pautas que ayuden a clarificarlo,  así que para simplificar:

  • La ICANN establece el procedimiento a seguir  en los conflictos entre el titular y empresa registradora
  • Y WIPO (World Intelectual Property Organization) es uno de los organismos que gestiona los conflictos entre el titular y una marca.

Domainers

En Wikipedia se ofrece una definición muy acertada “los domainers son los inversores que comercian con los nombres de dominio de Internet, básicamente se dedican a la venta, compra y desarrollo de nombres de dominio de manera similar a los inversores inmobiliarios. Su ingreso deriva por lo general del parqueo de dominios, el desarrollo web, arrendamiento de dominios, reenvío de tráfico por navegación directa, como de la venta de dominios.”

Hay algunas entidades que se dedican a mediar en estas transacciones entre domainers e interesados en la adquisición de un dominio ya registrado.

Lanzamiento de nuevas extensiones de dominios

Con el lanzamiento de una nueva extensión de dominio, suele existir una fase “cerrada”, con restricciones, que permite que los nombres comerciales y marcas protejan sus registros. Y, luego, la mayoría de registros suelen “liberarse” y se permite que cualquier entidad solicite cualquier nombre siempre y cuando no esté ocupado en ese momento. Uno de los últimos lanzamientos de nuevas extensiones ha sido el de los dominios .XXX.  Los  dominios para webs de contenido adulto.

•    Y algunos de los lanzamientos que se están anunciando y que con más expectación  espera el público son:

Como curiosidad, desde hace algún tiempo existen extensiones de dominio para adultos. Así que, como puedes ver, las extensiones de dominio nos facilitan entender la temática de una web antes de haber ingresado en ella, lo que nos da una idea de lo que nos vamos a encontrar.

Ahora que ya sabes qué es un dominio y conoces las diferentes extensiones, ya puedes elegir el nombre ideal para tu negocio. Desde Linube te recomendamos hacer un esfuerzo para elegir un buen dominio; haz un análisis de la competencia, de las palabras clave y ¡se original!