944 063 154

Blog

¿Qué es el percentil 95 y para qué se utiliza?

Publicado enSistemas TI en mayo 22, 2019 10:00 am

Generalmente utilizamos los percentiles para referirnos al crecimiento de los bebés. Pero, además de recurrir al percentil 95 para evaluar el desarrollo de un bebé, este sistema de medición es muy utilizado en muchas otras áreas; como, por ejemplo, entre los proveedores de alojamiento web. En nuestro caso recurrimos a este sistema estandarizado de medición entre los ISP para calcular el ancho de banda que consume un alojamiento web por ser el método que mejor refleja este aspecto.

¿Qué es el percentil 95?

El percentil 95 es una fórmula matemática que, en este caso, permite garantizar que el ancho de banda contratado es el adecuado a las necesidades de un proyecto. De esta forma, se evita tener que sobreestimar los recursos que puede necesitar un sitio web para funcionar correctamente; o quedarse demasiado cortos en cuanto a ancho de banda y hacer que la web pierda visitas o vaya demasiado lenta.

Los proveedores de servicios de internet recurrimos al uso de esta fórmula para tratar de favorecer al cliente. Utilizando el percentil 95 el usuario paga por el ancho de banda que habitualmente consume su servidor, un nivel de consumo que se corresponde con el ancho de banda utilizado el 95% del mes para el correcto funcionamiento del sitio web. Así, se evita hacerle pagar un extra por haber excedido de manera puntual el ancho de banda que tenía contratado.

¿Cómo funciona esta fórmula?

El percentil 95 se basa en una serie de mediciones del ancho de banda consumido por un servidor a lo largo de un mes. Entendiendo por mes siempre un periodo de 30 días, con independencia del número de días que tenga el mes real de facturación. A lo largo de este periodo de tiempo se mide cada 5 minutos el consumo en Mbps (megabits por segundo) del ancho de banda.

Al finalizar los 30 días, se recopilan todos los datos recogidos y se ordenan de menor a mayor. De entre toda esta información se descarta el 5% de los valores más altos; es decir, los valores que se corresponden con picos puntuales de tráfico al entenderse que ese nivel de consumo de ancho de banda es algo puntual y no el consumo habitual del servidor durante el 95% de los días.

Con los datos filtrados, el valor más alto se corresponderá con el percentil 95. Si este valor es igual o menor al ancho de banda contratado en el servidor quiere decir que se está pagando por los recursos adecuados para el proyecto. En cambio, si resulta una cifra mayor, además de facturarse aparte este exceso de consumo de ancho de banda, el servidor no dispone del ancho de banda necesario para el correcto funcionamiento del sitio web.

El percentil 95 permite determinar las necesidades reales en cuestión de ancho de banda de un proyecto web. Un valor necesario para garantizar que el sitio web funcione correctamente, al menos, el 95% del tiempo. El 5% restante dependerá de cómo de elevado sea el pico de tráfico, haciendo que por no contar con los recursos necesarios pueda perderse tráfico o que el funcionamiento del sitio web sea demasiado lento.

¿Por qué utilizamos el percentil 95?

Como ya hemos mencionado anteriormente, este sistema de medición es la forma más eficaz de medir y facturar el consumo de ancho de banda de un servidor. Los proveedores de servicios en internet somos plenamente conscientes de que no todos los días se tiene el mismo tráfico ni se consumen los mismos recursos; como por ejemplo puede ocurrir durante el Black Friday. Por ello, con el percentil 95 se favorece que aproximadamente durante 35 horas al mes se tengan picos inusuales de tráfico. Generalmente esto se debe a la publicación de algún artículo o producto que ha suscitado una gran cantidad de visitas. Al tratarse de algo puntual lo que se busca es favorecer al cliente, en lugar de penalizarle pagando el consumo adicional de ancho de banda.

En Linube recurrimos al percentil 95 como método de medición para calcular el ancho de banda de todos nuestros servicios. De esta forma, aunque nuestros clientes tengan picos de tráfico superiores a su consumo habitual de ancho de banda, no pagarán por ese exceso de consumo siempre que no supere el percentil 95.

Mejora el rendimiento de tu WordPress con plugins WPO

Publicado enSEO en mayo 15, 2019 10:00 am

Aunque optimizar un sitio web requiere de técnicas WPO que ayuden a minimizar el peso de los elementos de la web y mejorar su velocidad de carga; en ocasiones puede ser de gran ayuda recurrir a determinados plugins WPO. Que puedan ser de ayuda no quiere decir que se deba abusar de ellos, ya que instalar demasiados plugins en un WordPress, más que mejorar el rendimiento del sitio web hará todo lo contrario. Además, ten en cuenta que algunos plugins consumen demasiados recursos, por lo que más que ayudar, solo están ralentizando la velocidad de carga de la web. O también es posible que nos muestren unos mejores resultados en algunas herramientas como GTMetrix, pero a costa de aumentar el consumo de recursos del servidor.

Para ayudarte en la elección de los plugins WPO más adecuados para tu sitio web, hemos seleccionado algunos de los plugins de WordPress según las funciones que realizan. Esto no quiere decir que debas instalar en tu WordPress un plugin de cada una de las categorías que te proponemos, puesto que cada proyecto tiene unas necesidades diferentes y, por tanto, requerirá de unos plugins WPO determinados.

Plugins WPO de caché

A todos nos gustan los sitios web que cargan rápido, pero nos interesa especialmente gustar a Google y a nuestros usuarios. Una de las mejores formas de mejorar la velocidad de carga de nuestra web es con un plugin de caché. Un complemento para WordPress que se encargue de crear copias HTML de la web y las utilice para servirle al usuario el contenido que busca; en lugar de pedírselo directamente al servidor.

  • WP Rocket. Este plugin permite, con pocas y muy sencillas configuraciones, reducir al máximo los tiempos de carga. Además de su sencillez, WP Rocket apenas consume recursos en el servidor. La única desventaja de este plugin para WPO es que es de pago, por lo que si aún no has contemplado la opción de invertir en plugins para WordPress es posible que no sea el más indicado para ti.
  • WP Super Caché. Otro plugin perfecto para mejorar el WPO de una web desarrollada en WordPress. De fácil instalación y configuración, su único problema es que únicamente cuenta con función caché y CDN. A cambio, su modo ‘easy’ se encargará de configurar el plugin por ti para hacer que el sistema de caché empiece a funcionar cuanto antes.
  • W3 Total Caché. Aunque se trata de un plugin muy completo a nivel funcional, es igualmente complejo a nivel técnico. Así que, si no tienes experiencia en WordPress, no te recomendamos utilizar WP Total Caché.

Plugins para optimizar imágenes

El peso o el tamaño de las imágenes de una página web suele ser uno de los problemas más comunes en el rendimiento de un sitio web. Si las imágenes de nuestra web son demasiado grandes, o si pesan demasiado, la web tardará mucho en cargar (y también acabará con los megas de quienes la visitan). Optimizar las imágenes de la web no significa reducir la calidad de las imágenes, únicamente su peso.

  • Regenerate Thumbnails. Como su nombre indica, este plugin hace que todas las miniaturas de tu WordPress tengan unas dimensiones determinadas. Además, te ofrece la posibilidad de eliminar aquellas miniaturas que no se están utilizando en la web para ahorrar espacio en el servidor.
  • Imsanity. Este plugin redimensiona automáticamente todas las imágenes, tanto si quieres cambiar su tamaño como si lo que quieres es reducir su peso o determinar la calidad de todas ellas. Puedes asignar unas medidas máximas que se aplicarán a todas las imágenes subidas a WordPress.
  • WP Smush. Al igual que los dos anteriores, WP Smush ayuda a tener una web con imágenes más ligeras, pero de la misma calidad que las originales. Además, permite comprimir tanto las imágenes alojadas en la página web como optimizar aquellas que se vayan subiendo más tarde. Al igual que Imnsanity, ofrece la opción de establecer las dimensiones máximas de todas las imágenes de WordPress. El único problema de este plugin WPO es que solo optimiza un máximo de 50 imágenes cada vez; por lo que si en tu web hay un gran número de elementos gráficos, es posible que tengas que realizar varias optimizaciones.
  • Imagify. Otro plugin, aunque esta vez de pago, para optimizar todas las imágenes de la web al mismo sitio. Como en algunos de los anteriores, permite establecer dimensiones máximas, además de elegir entre calidades. Como factor diferencial respecto a los otros plugins WPO gratuitos, Imagify guarda las imágenes originales por si necesitaras recuperarlas en cualquier momento.

Optimizando las bases de datos

A pesar de sus múltiples ventajas, WordPress tiene un gran problema: almacena en su base de datos todo lo que hacemos. Desde cada una de las revisiones, a los borradores de las páginas o entradas, el spam, los archivos temporales… todo. Es decir, cada vez que realizas un cambio en una entrada de tu blog, por ejemplo, WordPress guarda una versión completa de esa entrada. Por ello, además de tener una buena configuración de base de datos, es recomendable optimizar su contenido de vez en cuando.

  • WP-Optimize. Un plugin que elimina todo el contenido irrelevante de la base de datos de WordPress; como los comentarios que hemos enviado a la papelera por ser spam o datos que se han quedado obsoletos. Además, este plugin WPO compacta y desfragmenta las tablas de las bases de datos MySQL para garantizar la máxima eficiencia de la base de datos de WordPress, es recomendable utilizar este plugin al menos un par de veces al mes.
  • Optimize Database after Deleting Revisions. Similar al anterior, este plugin permite determinar cuántas versiones de una misma página queremos guardar y eliminar a golpe de click las adicionales que se guardan en la base de datos. También es posible programar estas optimizaciones para ahorrar espacio en tu servidor de la forma más sencilla.
  • WP Rocket. Aunque más que un plugin para la optimización de bases de datos es un plugin de caché, también puedes utilizar WP Rocket para mejorar el rendimiento de la base de datos de WordPress.

El heartbeat de WordPress

Heartbeat API es una funcionalidad del gestor de contenidos que, como su nombre indica, envía ‘los latidos’ de WordPress al servidor. La principal misión de Heartbeat es enviar información en periodos cortos de tiempo por todo el sistema de WordPress, como si fuera el corazón del CMS. Aunque es muy útil en el caso de sitios web administrados por varias personas, ya que avisa si alguien está editando contenido de forma que no se solapen las modificaciones, lo cierto es que Heartbeat realiza múltiples peticiones pudiendo ralentizar la velocidad de carga de la administración de WordPress como consecuencia de un consumo excesivo de los recursos del servidor.

Para evitar que Heartbeat esté continuamente enviado información, puedes controlar la actividad de la API con Heartbeat Control. De esta forma, puedes aumentar los tiempos del latido de WordPress; establecido por defecto en 15 segundos por página o post y 60 desde el escritorio. Este plugin permite reducir en gran medida el consumo de recursos por parte de Heartbeat con muy pocos ajustes.

Plugins WPO para optimizar plugins

Sí, sí, aunque parezca extraño existen plugins WPO que permiten conocer el consumo y el rendimiento de otros plugins. Y es que, aunque muchos plugins nos faciliten muchas tareas, también pueden acabar siendo contraproducentes. En ocasiones estos plugins pueden consumir demasiados recursos en el servidor o ralentizar la administración de WordPress. Por ello, es recomendable consultar de vez en cuando el comportamiento de cada uno de los plugins instalados en el CMS.

Para comprobar el rendimiento de nuestra instalación de WordPress, puedes recurrir a alguno de los siguientes plugins WPO:

  • WordPress Inspector. Además de realizar comprobaciones para mejorar el SEO de tu web, WordPress Inspector ayuda a la optimización y el rendimiento de la instalación. Además de mostrar a través de indicadores de rendimiento la velocidad de carga de una web, detecta si alguno de los plugins o el tema tiene problemas de seguridad o de rendimiento.
  • Debug Objects. Especialmente recomendado para desarrolladores o usuarios con conocimientos técnicos, proporciona diferentes tablas con información muy útil para entornos de desarrollo. Entre toda la información encontrarás el número de peticiones que realiza cada uno de los plugins de forma que puedas optimizarlos o reemplazarlos por otros similares antes de publicar un sitio web.
  • Query Monitor. Similar a Debug Objects, Query Monitor también es un plugin muy útil para conocer el rendimiento de una instalación WordPress, aunque no cualquier usuario sabrá entender y sacar provecho a los datos.
  • UsageDD. Un plugin muy simple que muestra cuántas consultas MySQL se realizan, la memoria que utilizan los scripts de la web, la versión de PHP, el tiempo de carga de la página web y si el TTFB es alto o bajo. En base a estos datos podrás comprobar si estás utilizando plugins que consumen demasiados recursos o si hay cosas que no funcionan correctamente en tu web. Eso sí, el plugin por sí mismo no te dirá qué está ralentizando tu sitio web, tendrás que averiguarlo tú en base a la información proporcionada por el plugin y realizando diferentes pruebas de configuración.

Sentido común, aliado del WPO

Aunque escoger bien tus plugins WPO puede ser una buena forma de mejorar el rendimiento de tu sitio web, el mejor consejo para optimizar un WordPress es recurrir al sentido común.

  • Utiliza una plantilla ligera. Aunque siempre tendemos a escoger el tema de nuestro WordPress en base al diseño, también deberíamos considerar la cantidad de código que utiliza; ya que lo más probable es que no necesitemos tantos scripts para nuestro proyecto. Puedes utilizar herramientas como GTMetrix para averigurar los scripts CSS o JS que utiliza tu plantilla y, si tiene más de 10, nuestra recomendación es que te decidas por otro tema; ese no está correctamente optimizado.
  • Instala solo los plugins que necesites. Teniendo en tu instalación de WordPress solo aquellos plugins que necesitas, evitas el consumo innecesario de recursos. Y, aunque no todos los plugins tienen porqué ser demasiado pesados, utilizando solo aquellos que realmente tienen sentido en tu sitio web evitarás que se realicen peticiones que no son imprescindibles para el funcionamiento del WordPress y que solo lo ralentizarán.
  • Elimina los plugins que ya no utilizas. Aunque pueda parecer una obviedad, muchas veces desactivamos los plugins que ya no necesitamos, pero no los eliminamos. Al final estos plugins, además de estar ocupando espacio en el servidor, acaban estando desactualizados y suponiendo un riesgo para la seguridad del WordPress.
  • Contrata un hosting o un servidor cloud de calidad. Gran parte de la optimización de un sitio web está relacionada con la calidad del alojamiento. Así, si tu proveedor no te ofrece un servidor optimizado para WordPress compatible con la última versión de PHP, HTTP/2, compresión Gzip… por mucho que optimices tu web, habrá algunos aspectos que no podrás mejorar.
  • Realiza pruebas de consumo periódicas. La mejor forma de saber cuál es el rendimiento de tu web es comprobarlo de vez en cuando. De esta forma podrás contrastar los datos de las diferentes pruebas y ver si alguno de los valores está fuera de lo normal.

La optimización de tu web es un factor que puede ser decisivo para aumentar visitas y escalar posiciones en los resultados de búsqueda. Aunque puedes utilizar plugins WPO para mejorar el rendimiento de tu WordPress, el sentido común y un alojamiento de calidad pueden ser tus mejores aliados.

10 años de servicios en la nube

Publicado enGeneral en mayo 8, 2019 10:00 am

Para nosotros hoy no es un día cualquiera. Tal día como hoy, un 8 de mayo de 2009, Linube vino al mundo. Bueno, al Registro Mercantil, y entonces aún no nos llamábamos así si no Blackslot. Pero esa parte de la historia ya os la contamos hace algún tiempo. La cosa es que si aquel viernes de mayo nos hubieran preguntado dónde creíamos que estaríamos diez años después, seguro que no acertábamos en nuestra respuesta. No es fácil prever (y acertar) a tantos años vista, ni siquiera el mejor de los futurólogos podría habernos dicho que seguiríamos al pie del cañón. Lo de trabajar sin descanso para ofrecer siempre el mejor servicio, en cambio, sí que lo teníamos muy claro.

3.650 días de servicio

En esta primera década de vida, que se dice pronto, hemos ido adaptando nuestra oferta a las tendencias del sector. Al igual que ocurre con todo lo relacionado con internet, el mundo del hosting avanza a pasos agigantados. Así, en este tiempo hemos pasado de ofrecer servidores dedicados y VPS a sacar productos que aúnan y mejoran lo mejor de los anteriores: nuestros servidores cloud. Alojamientos personales y personalizados según las necesidades de cada cliente o cada proyecto. Porque si algo caracteriza al cloud es su capacidad de configuración para que el crecimiento de un proyecto web no tenga que depender de migraciones entre servidores.

Más allá del alojamiento web, en estos diez años hemos ido ofreciendo otros servicios complementarios para que nuestros clientes puedan tenerlo todo en el mismo lugar. Desde la gestión de su dominio, al desarrollo de un nuevo proyecto o la administración de su servidor sin importar que se encuentre, o no, en nuestras plataformas cloud. Tareas que requieren de conocimientos técnicos y, sobretodo, de tiempo para llevarlas a cabo. Algo que nosotros podemos hacer por ti para que tú no tengas que pensar en nada más allá de la gestión de tu negocio.

Una década de proyectos

En este tiempo hemos visto nacer muchos proyectos y visto cómo crecían otros tantos. Siempre hemos dicho que crecemos con nuestros clientes y no podría haber una definición más acertada para explicar qué es lo que hacemos. Sin nuestros clientes, y todo lo que hemos ido aprendiendo gracias a ellos, no seríamos lo que hoy somos. Ni probablemente estaríamos en el mismo sitio, o al menos no en las mismas condiciones.

Cada uno de nuestros clientes son los verdaderos protagonistas de nuestros diez años de historia y nuestro principal objetivo al desarrollar nuevos productos o servicios. En Linube trabajamos día a día por crear nuevos servicios que faciliten la gestión de los proyectos web de nuestros clientes y garanticen la máxima seguridad a sus negocios.

Diez años (más) de Linube

La historia de Linube ha sido testigo de la evolución de internet, de cómo internet se ha convertido en un servicio tan básico y necesario para cualquier empresa. Además, en un mercado cada vez más exigente como es el de los proveedores de alojamiento web, nosotros trabajamos por ampliar nuestra oferta sin perder de vista el cloud. Así, hemos pasado de ofrecer VPS y servidores dedicados a centrarnos en la nube y desarrollar todo tipo de soluciones: Cloud Backup, Nextcloud, Planes de contingencia (DRS)… además de administrar servidores en otras plataformas cloud como la de Amazon.

Una búsqueda constante de la innovación y de la aplicación de las nuevas tecnologías para crear el servicio más personalizado en una infraestructura de la mejor calidad. Un trabajo constante que nos permita ofrecer mayores prestaciones al mejor precio. Por el momento hemos añadido nuevos servicios como la Optimización de sitios web (WPO), pero aún queda mucho por venir. Y no es solo que cada vez tengamos más productos, sino que cada vez queremos hacerlo mejor. Y eso, lo vamos a conseguir.

¿Qué es un FQDN o ruta de red?

Publicado enSistemas TI en mayo 2, 2019 10:00 am

Al igual que sucede, por ejemplo, con los crawlers que al visitar una web lo único que pueden ver es su código, y no su diseño, con las máquinas sucede algo parecido. Los servidores, o las máquinas, cuando buscan una web no lo hacen por su dominio, sino por su dirección IP. En algunas ocasiones, necesitan de mayor información para encontrar un determinado espacio en internet; es decir, es necesario saber el FQDN.

¿Qué es un FQDN?

FQDN son las siglas de Fully Qualified Domain Name, es decir, un nombre de dominio completo. Este nombre de dominio único que contiene toda la información necesaria para poder acceder a una máquina a través de una red pública, como puede ser internet. A través de un FQDN un equipo es capaz de conectarse con cualquier otro.

En cuanto a su composición, los FQDN se componen de un mínimo de tres etiquetas que ayudan a la identificación de una máquina mediante números, letras o guiones con una longitud de entre 63 y 255 caracteres. Estas etiquetas se separan mediante puntos y se leen siempre de derecha a izquierda. Así, primero se identifica el dominio en base a su TLD (o extensión de dominio), nombre del dominio (la parte del dominio que se registra) y el nombre del host. Este orden de lectura permite identificar de una forma más sencilla la máquina que se está buscando.

Por ejemplo, en blog.linube.es, la búsqueda empezaría por linube.es y en esa misma búsqueda llegaríamos al lugar correcto. Si la lectura se realizara de izquierda a derecha, el sistema comenzaría por todas las direcciones que comiencen por blog.tudominio.es e iría discriminando hasta llegar a la máquina que se la ha solicitado. Un proceso que evidentemente lleva mucho más tiempo.

De forma muy simplificada, los FQDN son como nuestro nombre y dirección, solo que en este caso, además, se relacionan con una IP. Una estructura que ayuda a recordar la ruta de red y que permite crear estructuras, como si fueran calles, barrios o pueblos.

¿En qué se diferencia de un hostname?

Los hostnames son parte del FQDN. A grandes rasgos, podríamos decir que la única diferencia entre un hostname y un FQDN es que este último contiene más información. El uso de uno u otro depende del contexto y del tipo de red que se utilice para ello. Por ejemplo, en ocasiones no es necesario proporcionar toda la información de una máquina y es suficiente con el hostname. De esta forma, podemos decir que un FQDN contiene toda la información que necesitamos para poder acceder a una máquina a la que queremos acceder a través de internet; y un hostname es el nombre de una máquina a la que se accede utilizando una red privada, como una intranet.

Por poner un sencillo ejemplo, imaginemos que tenemos un coche y queremos aparcarlo en un parking; uno que, además, dispone de servicio de aparcacoches. Si optamos por hacer uso de este servicio, pero queremos saber dónde han aparcado nuestro coche, necesitaremos que nos lleven hasta el lugar donde lo han aparcado o que nos indiquen el lugar exacto donde se encuentra (planta del parking, zona, número de plaza…); es decir, su FQDN. En cambio, si somos nosotros quienes estacionamos nuestro vehículo, no necesitaremos tanta información para saber dónde está. Con unas ligeras indicaciones sobre la zona sabremos llegar a él.

FQDN y hostname VS subdominio

Los tres elementos comparten la misma estructura de etiquetas separadas por puntos. Pero, mientras que un FQDN y un hostname sirven al mismo objetivo, un subdominio hace referencia a una parte de una web. Es decir, un subdominio indica dónde se ubica un determinado contenido, pero dentro de un sitio web. Además de esto, detrás de un subdominio, al igual que de un dominio, siempre está un DNS. El DNS es el sistema encargado de traducir los nombres de dominio en direcciones IP para que las máquinas puedan interpretar el contenido de qué servidor queremos visitar.

Aunque tanto el subdominio como el nombre del host siempre van delante del nombre del dominio, no debe confundirse con un subdominio. En estos casos, lo habitual es que el host sea www y el subdominio blog, tienda o una palabra que indica por sí misma que se trata de una parte de la web.

A simple vista puede parecer que los hostnames y los FQDN, o rutas de red, sean algo exclusivo de los expertos informáticos, lo cierto es que si tienes contratado un plan de hosting o utilizas un cliente de correo, en algún momento has tenido que configurar un hostname. En Linube recurrimos a los hostnames y los FQDN en muchos de nuestros servicios para indicar a nuestros clientes a qué máquinas tienen que conectarse para poder utilizar los servicios que contratan.

DRS, la mejor forma de contar con un CPD secundario

Publicado enSistemas TI en abril 24, 2019 10:00 am

Puesto que cada vez almacenamos mayor cantidad de información en dispositivos informáticos, ya estén o no conectados a internet, cobra mayor importancia la replicación de dicha información en otras ubicaciones. Como en Linube nos gusta velar por la seguridad de la información de todos nuestros clientes hemos lanzado un servicio de DRS, la mejor forma de recuperación ante desastres.

Plan de contingencia o DRS

Diasaster Recovery Service es una solución de contingencia que facilita la total recuperación ante desastres. Algo que es posible gracias a la replicación en tiempo real de todos tus servidores en nuestra plataforma cloud. De esta forma, en el caso de que la plataforma en la que se encuentran alojados tus servidores fallara, siempre contarías con un segundo centro de datos para garantizar la continuidad de tu negocio.

Con un DRS los tiempos de inoperatividad de tu sitio web o las herramientas online que utilicen tus empleados para realizar su labor diaria se reducen al máximo. Ya que, aunque la plataforma principal dejara de funcionar, los servicios seguirán estando disponibles desde tu CPD secundario; ubicado en nuestra infraestructura cloud.

Diferencias respecto a backups

Existen otros servicios en la nube que facilitan la recuperación en caso de desastres; pero las soluciones DRS van un paso más allá de todas ellas. Lo habitual es que este tipo de soluciones se limiten a replicar la información contenida en el servidor, de forma que con restaurar la última copia de seguridad pueda volver a disponerse de todos los datos. En cambio, las soluciones DRS replican en tiempo real las configuraciones en los servidores; incluyendo todos los ajustes realizados en los servidores para que cada una de las aplicaciones pueda funcionar correctamente.

Gracias a la replicación en tiempo real de los servidores cloud y sus configuraciones, en caso de fallo, la infraestructura replicada funcionaría exactamente igual que la original ya que ambas contienen la misma información. Además, a diferencia de las copias de seguridad que tienen que programarse, las soluciones DRS se replican de forma automática. Haciendo que el porcentaje de pérdida sea mínimo al recuperarse el servidor como se encontraba en el minuto anterior; en lugar de restaurar el último backup realizado con mayor anterioridad.

Las ventajas del DRS

Los planes de contingencia ofrecen múltiples ventajas a cualquier tipo de empresa; ya que no es necesario contar con una gran infraestructura para empezar a replicar tus servidores. El DRS es más una cuestión de anticipar desastres. La pérdida de servicio o información puede tener grandes consecuencias en cualquier tipo de empresa; no solo en las grandes compañías.

Además de la replicación en tiempo real de los servidores y toda su información, nuestra solución DRS garantiza la continuidad de negocio ya que:

  • Tu CPD secundario se encontrará ubicado en España; con las ventajas en términos de rendimiento y cumplimiento de normativas que conlleva para tu empresa.
  • La transmisión de tus datos desde la plataforma original a nuestra plataforma cloud se realiza de manera cifrada para garantizar la máxima seguridad y privacidad.
  • Nuestro servicio DRS es válido desde y hacia todo tipo de máquinas, sin importar que sean físicas o virtuales. Cualquier servidor puede replicarse en nuestras plataformas cloud.
  • Cada solución está diseñada específicamente para cada cliente, además irá escalándose a medida que vayan creciendo tus servidores principales.
  • Los planes de contingencia permiten contar con un CPD secundario sin necesidad de invertir en infraestructura. Gracias al pago por uso, es posible ahorrar en costes ya que solo se paga por los recursos consumidos.

Aunque la tecnología está en un proceso de mejora y evolución continua, puede fallar. Pero, como en todas las situaciones, ante un problema siempre habrá una solución. En este caso, para evitar que el funcionamiento de tu proyecto o empresa puede verse afectado por un fallo en el servidor, necesitas disponer de dos plataformas. Necesitas nuestras soluciones DRS.

Optimiza tu sitio web con nuestro servicio de WPO

Publicado enSEO en abril 17, 2019 10:00 am

A la hora de tener un sitio web no basta solo con centrarse en el diseño. Existen otros factores que son tan importantes como la parte estética de un sitio web; como por ejemplo las técnicas WPO. Estas son las siglas de Web Performance Optimization; una serie de ajustes a nivel técnico que mejoran la velocidad de carga de un sitio web; un factor fundamental para lograr un mejor posicionamiento SEO.

¿Qué es WPO?

Puesto que crear una página web es invertir en un negocio, tanto como si quieres una web presencial como si te decantas por una tienda online, es fundamental que además del diseño, contrates un buen alojamiento para el sitio web porque gran parte de las técnicas WPO requieren de modificaciones en el alojamiento. Con un servidor de calidad ya tendrás gran parte de ese trabajo hecho.

La optimización web es clave en cualquier sitio web ya que de ella depende, en gran medida, el posicionamiento orgánico de un proyecto. Está demostrado que cada vez somos menos pacientes y que si un sitio web no carga en unos segundos, lo abandonaremos. Y es que ir de una web a otra apenas requiere de esfuerzo, de ahí que los sitios web con una buena velocidad de carga reciban más visitas y la duración de las mismas sea mayor.

El servidor en WPO

  • Tipo de alojamiento. El rendimiento de un sitio web está directamente relacionado con el tipo de servidor en el que se encuentra. Una página web alojada en un servidor cloud contará con una mayor optimización que aquella que se encuentre en un hosting compartido, donde el comportamiento de las webs vecinas pueden afectar al rendimiento del sitio web.
  • Los discos del servidor. No se obtiene el mismo rendimiento con un servidor equipado con discos SSD que con uno que lleve otro tipo de discos. Esto se debe a que los discos SSD no contienen partes móviles, por lo que se gana en velocidad de arranque y lectura de los datos. Actualmente, los discos SSD proporcionan una mayor velocidad y rendimiento que cualquier otro.
  • Capacidad de memoria RAM. La memoria RAM influye directamente en los tiempos que tardan en ejecutarse los procesos. A mayor capacidad de RAM más cantidad de procesos podrán ejecutarse de forma simultánea y en un menor tiempo.
  • Reducir el número de peticiones del servidor. Cuantas más peticiones se realicen al servidor, menor será la capacidad de respuesta. Por ello es muy importante reducir la cantidad de peticiones HTTP que se hacen al servidor; algo que puedes hacer reduciendo el peso de los componentes y revisando el CSS y JavaScript de la web.

El rendimiento de la web

  • Cuánto pesa la página web. Lo recomendable es que el peso de la página web no pase de 1MB, aunque dependiento de las características del sitio web podemos tomarnos la licencia de tener una web algo más pesada. En cualquier caso, es conveniente procurar siempre que todos los archivos que la componen pesen lo mismo posible. El peso de la página afecta de forma directa en su velocidad de carga, de ahí que cuanto menos tarde en cargar mucho mejor.
  • Evitar las redirecciones. Si has cambiado de dominio o si no quieres que haya enlaces rotos, puedes redireccionar el contenido. Eso sí, ten en cuenta de que el uso de demasiadas redirecciones puede ralentizar la carga del sitio web; incluso crear bucles que lleven a sobrecargar la página web.
  • Optimizar el código. A medida que pasa el tiempo el código en el que están programados los proyectos avanza. Esto supone que algunas funciones desaparecen o que otras se hacen más cortas; por lo que es necesario optimizar el código de la web de vez en cuando. Así, puede eliminarse todo el código que ya no sea necesario.
  • Eliminar elementos no necesarios. Muchas veces se instalan nuevos componentes en el sitio web para aumentar sus funcionalidades; elementos que no se borran cuando ya no son necesarios. Por ello, eliminar todo aquello que ya no sea necesario, o incluso que esté desactivado, es una buena forma de reducir el peso de la web y avanzar en WPO.

¿Qué ofrecemos en Linube?

  • Últimas versiones estables. Apostamos por el uso de las últimas versiones estables para mejorar el rendimiento y la seguridad de los proyectos. Una forma de, además, optimizar el código de un sitio web al adaptarlo a la nueva sintaxis de los lenguajes de programación.
  • Servidores cloud con discos SSD. Contratando un servidor en nuestra plataforma en la nube podrás disfrutar de un aumento de la velocidad de carga de tu web. Además, si eliges un alojamiento con discos SSD los tiempos de carga de la web se reducirán aún más.
  • IPs nacionales. Si tu web se dirige a España, es fundamental que la IP sea española. Con cualquiera de nuestros alojamientos, tanto compartidos como servidores cloud, este factor de posicionamiento SEO está garantizado.
  • Expertos en WordPress y administración de sistemas. En Linube contamos con herramientas específicas para la optimización de webs en WordPress, además de para la realización de copias de seguridad. Teniendo en cuenta que la mayor parte de las técnicas WPO tienen que ver con cambios en el servidor, nuestro departamento de sistemas se encargará que tu web sea más rápida sin sacrificar en ningún momento su disponibilidad.
  • Certificados de seguridad SSL. Ya sean gratuitos como Let’s Encrypt o cualquiera los otros tipos de SSL, en función de las características del sitio, en Linube encontrarás el certificado más adecuado para tu web. Y es que Google valora de forma muy positiva que la web esté cifrada y recurra al protocolo HTTPS.

Webs que vuelan en las SERP

En proyectos para internet elegir lo barato, o incluso gratis, es un gran error. Aunque el precio pueda ser un factor fundamental en la decisión, si queremos obtener buenos resultados lo recomendable es elegir según la calidad del servicio. Y es que, como hemos podido comprobar, la velocidad del sitio web es fundamental si queremos conseguir un mejor posicionamiento SEO. Por ello, nuestra recomendación es no escatimar en cuanto a mejoras de rendimiento, como técnicas WPO, o en un servidor cloud de calidad.

Además, porque no todo es el alojamiento, ten en cuenta que una vez optimizada la página deberás seguir midiendo y analizando. De esta forma podrás encontrar nuevos aspectos a optimizar para que los resultados de tu sitio web sean cada vez mejores. Cuanto mayor sea la capacidad de respuesta del sitio web mayor será la visibilidad, a más tráfico al sitio y, en el caso de una tienda online, mayor conversión y ventas.

Los tiempos de carga de la web inciden de manera directa en la experiencia de usuario. Así, mejorar el rendimiento de tu sitio web hará que te ganes a quienes te visitan, además de ayudarte a conquistar a Google. Asimismo, mejorar reducir los tiempos de carga y el número de peticiones a un servidor también tiene una influencia ecológica. Al reducirse el consumo de energía, también se contamina menos.

Como puedes comprobar, con una web optimizada ganamos todos. Tú aumentas tus visitas, te ganarás el corazoncito de Google y, además, contribuirás a la reducción de la huella de carbono.

¿Qué son los crawlers y cómo influyen en los sitios web?

Publicado enGeneral en abril 10, 2019 10:00 am

Nacido con un claro propósito militar que permitiera asegurar las comunicaciones entre instituciones ubicadas en diferentes puntos geográficos, la rápida y continua evolución de internet a lo largo de su (corta) historia ha hecho que internet se convierta en lo que actualmente conocemos. Para ello, fue de vital importancia la integración del contenido presente en internet a través de enlaces o hipervínculos. Aunque pueda parecer lejano, no fue hasta 1998 cuando una nueva empresa decidió analizar y organizar los enlaces para hacer accesible al usuario el contenido que se encontraba en internet. Aquella nueva empresa que tuvo la idea de crear un ejército de crawlers fue Google.

¿Qué son los crawlers?

Un crawler, rastreador, indexador, araña… es un pequeño programa informático que analiza las páginas web de forma automática. Su principal objetivo es seguir cada uno de los enlaces que se encuentra en cada sitio web; posteriormente, almacenará en sus bases de datos una copia de todo lo que encuentra. De esta forma, se crea una red de interconexiones que une los millones de páginas web que se encuentran en internet y todo el contenido de cada una de ellas.

Además de la creación de índices de búsqueda a partir de toda la información contenida en sus bases de datos, los crawlers también permiten encontrar enlaces rotos o crear catálogos. Así, toda la información recopilada en cada una de las visitas de los crawlers sirve, entre otras cosas, para crear los resultados de búsqueda que los navegadores muestran en base al contenido indexado. En este caso, lo que Google muestra al realizar una determinada búsqueda utilizando su navegador.

¿Cómo funcionan estas arañas?

  1. Un crawler visita una lista que contiene una serie de URLs, las analiza y descarga su HTML. Los bots o crawlers únicamente leen código, de ahí que se queden con una copia del HTML de cada uno de los sitios web. Estas copias serán almacenadas en sus servidores, en este caso los de Google. También es necesario tener en cuenta que, si el código de la página web no cumple con ciertos estándares, el posicionamiento SEO se verá afectado.
  2. A continuación, los crawlers identifican cada uno de los enlaces que contienen las URLs que ha visitado y los añaden a sus listas. La próxima que vayan a visitar una de las URLs de la lista, seguirán también cada uno de los enlaces que estas contienen.
  3. Como de cada una de las páginas web salen infinidad de enlaces, tanto internos como externos, llegado un punto los crawlers deciden abandonar la misión; es decir, dejar de rastrear los enlaces de los enlaces a los que a llegado a partir del análisis de un sitio web. Esto generalmente ocurre en el nivel 3 y se denomina frontera de rastreo.
  4. Cuando finaliza la tarea de rastreo y almacenamiento, el algoritmo analizará todo el contenido para extraer entre tanta información solo aquello que le interesa. Es decir, qué es lo que quiere indexar o posicionar en sus resultados de búsqueda.
  5. Con toda la información recopilada se crea un índice. Estos índices de búsqueda serán los resultados que muestre el navegador al realizar una determinada búsqueda.
  6. A fin de actualizar la información de sus bases de datos, los crawlers vuelven a las mismas URLs con cierta frecuencia. Así, verifican que todo está tal y como se encontraba en su última visita; o, si por el contrario, si se ha añadido o eliminado contenido o corregido errores.

Las políticas de crawlers

El funcionamiento de los crawlers se corresponde con unas determinadas políticas de comportamiento. Unas normas que, por regla general, siguen todos los rastreadores de este tipo:

  • Selección. Puesto que es imposible rastrear todo el contenido que se encuentra en internet, los crawlers tienen que decidir qué páginas se descargan. Por lo tanto, también estarán decidiendo cuáles optan por ignorar.
  • Re-visita. Una vez se han descargado el código HTML de una web, tienen que decidir cuándo volverán a visitarla. Esta nueva visita servirá para actualizar el contenido que almacenan en sus bases de datos. Estas re-visitas de los crawlers pueden forzarse si queremos que se indexen los cambios que se han introducido en la web.
  • Cortesía. Para evitar sobrecargar el servidor con sus peticiones, los crawlers cuentan con una política de cortesía. Esto permite al servidor seguir operando con normalidad mientras las arañas hacen su trabajo.
  • Paralelización. Los crawlers se coordinan entre sí para no pasar todos por las mismas URLs. De esta forma pueden realizar su trabajo de una forma más eficiente.

¿Los crawlers afectan al servidor?

Al publicar una nueva web, es necesario hacerle saber a Google que hay una nueva página y que no está indexada; si la web contiene muchas páginas, es recomendable enviar el sitemaps. Google, al recibir, la noticia envía a uno de sus crawlers a visitar esta nueva página web.

Pero Google no es el único crawler que existe; también podemos cruzarnos con los bots de SEMrush, Ahrefs, Majestic SEO, Screaming Frog, Sistrix… La principal diferencia es que los rastreadores de Google suelen acudir solos a visitar las webs; mientas que el resto acostumbran a ir de la mano de otros crawlers. Es decir, si el bot de SEMrush entra a rastrear tu web, lo hará junto a todos los demás.

Aunque estas herramientas puedan ser de gran ayuda para mejorar el SEO de una web, también pueden dejar inoperativo el servidor. Al entrar varios crawlers a la vez en una misma URL el servidor se satura, haciendo que se quede sin recursos o que funcione más lento de lo habitual. Con tantos crawlers se produce un número de peticiones que el servidor no puede responder, algo similar a lo que ocurre durante un ataque DDoS. Para evitar que los crawlers puedan afectar al funcionamiento de tu servidor, es recomendable bloquear algunos. En ningún caso bloquees el rastreador de Google, ya que podrías acabar desindexando toda tu web.

En el caso de que por cualquier motivo no sea posible bloquear ninguno de esos crawlers, tendrás que aumentar los recursos del servidor. De esta forma se evitará que el servidor acabe perjudicado por las peticiones de tantos rastreadores a la vez.

La creación de los crawlers mejoró el funcionamiento y la accesibilidad en internet que no en el ciberespacio, pero como en todo, los excesos no son nada buenos.

Servidor cloud y VPS, ¿sabes diferenciar estos servicios?

Publicado enServidores cloud en abril 3, 2019 10:00 am

Considerar que un servidor cloud es lo mismo que un VPS es mucho más habitual de lo que pueda parecer. Y es que, aunque servidor cloud y VPS compartan el componente virtual; lo cierto es que como servicios no tienen nada que ver. Así, mientras que un VPS es el antecedente directo de un servidor cloud, éste último es un servicio muy superior al VPS.

¿Qué es un VPS?

No es la primera vez que intentamos definir conceptos informáticos de la forma menos técnica posible. De hecho, si llevas mucho tiempo por aquí es posible que recuerdes nuestras explicaciones acerca del funcionamiento de, precisamente, un VPS desde el punto de vista de una granja y desde el futbolero.

Un servidor virtual privado o VPS (Virtual Private Server) es el resultado de dividir un servidor físico en diferentes servidores a través de técnicas de virtualización. De esta forma, cada VPS funciona como un servidor independiente que funciona bajo su propio sistema operativo y que puede ser apagado o reiniciado sin afectar a los VPS vecinos. Igualmente, la virtualización permite que en cada VPS el cliente pueda instalar los servicios que quiera en su servidor.

La principal desventaja de un VPS es que, a pesar de su componente virtual, sigue teniendo dependencia de una máquina física. Es decir, el VPS no puede crecer más allá de los recursos con los que cuenta la máquina virtual en la que se aloja; unos recursos que, además, son compartidos entre todos los VPS que se encuentran dentro de la máquina física. Por ello, si se necesita mayor espacio, la única solución es contratar un segundo VPS; al no ser posible escalar los recursos más allá de la capacidad de hardware. Además, esa dependencia de una máquina física hace que, en fallos de hardware, el servicio no se restablecerá hasta que el componente afectado haya sido sustituido.

¿Qué es un servidor cloud?

Si por algo se caracteriza la tecnología cloud es por su abstracción de hardware y es esta característica la que convierte a un servidor cloud en un servicio superior a un VPS. La abstracción de hardware es una propiedad de la tecnología cloud que permite a los servidores cloud separarse por completo de las máquinas físicas que los contienen. Es decir, el servidor no se encuentra alojado en una única máquina, sino que los recursos que componen dicho servidor cloud se encuentran repartidos por toda la plataforma.

En este sentido, crear un nuevo servidor cloud supone coger de la plataforma la cantidad de recursos (RAM, espacio en disco y procesadores) que sean necesarios para la configuración del alojamiento. Esta posibilidad de crear servidores cloud sin limitaciones de espacio es la que permite la escalabilidad infinita e inmediata de un servidor cloud; además de garantizar la máxima disponibilidad del servicio.

Al no depender de una máquina física, en caso de que se produjera un fallo de hardware en cualquier componente de la plataforma cloud, la operatividad del servidor no se vería afectada. En una situación así, al estar todos los componentes de la plataforma redundados, se buscará otro nodo al que conectarse para seguir proveyendo el servicio de forma ininterrumpida.

Servidor cloud y VPS: similitudes

Por sus características comunes, es frecuente confundir un servidor cloud con un VPS. Entre las sus similitudes encontramos:

  • Servicio virtualizado. En ambos casos se trata de un servidor configurado a partir de técnicas de virtualización. Esto permite disfrutar de todas las ventajas de un servidor dedicado en un entorno virtualizado.
  • Servidor independiente. Tanto en el caso de un servidor cloud, como de un VPS, estamos hablando de servicios independientes en los que cada cliente puede instalar los servicios que quiera; sin importar qué hacen el resto de servidores con los que se comparte espacio.
  • Recursos asignados. Servidor cloud y VPS cuentan con una serie de recursos de los que únicamente el cliente puede beneficiarse.

¿En qué se diferencian?

  • Existen algunos aspectos que nos permiten diferenciar servidor cloud y VPS:
    Tolerancia a fallos de hardware. Mientras que un servidor cloud es tolerante a fallos de hardware, un VPS no. Esto supone que ante un problema en alguno de los componentes que forman parte del servidor cloud, éste seguirá funcionando; no así un VPS. Al servidor cloud le bastará con conectarse a otro nodo para continuar operativo; un VPS requerirá del reemplazo o arreglo del elemento dañado.
  • Aumento o reducción de recursos. La configuración de un servidor cloud puede adaptarse en cuestión de minutos y sin tener que reiniciar el servidor cloud, además de crecer de manera infinita. En cambio, un VPS está condicionado por la capacidad del servidor físico; por lo que no podrá crecer más allá de los recursos de la máquina. Para aumentar la capacidad de un VPS será necesario migrar el contenido del servidor a otro VPS con mayores recursos.
  • Variaciones de rendimiento. En relación al rendimiento, los VPS sufren del mismo problema que el hosting compartido. Aunque el VPS supone un servicio individualizado, no deja de compartirse máquina física con otros vecinos. Por ello, las acciones del resto de usuarios pueden influir en el rendimiento del VPS. En cambio, en el caso de un servidor cloud el rendimiento nunca se verá afectado, a pesar de que se comparta plataforma con un gran número de usuarios.

¿Cuál escoger?

Como cualquier otro servicio, la idoneidad de uno u otro depende de las características y las necesidades de cada proyecto. En el caso de proyectos nuevos de los que aún no se sabe cuál será su recorrido, cualquiera de las dos opciones puede ser válida. Eso sí, es necesario tener en cuenta que las posibilidades de aumento de los recursos en un VPS son finitas, lo que no ocurre con un servidor cloud.

Si dudas entre servidor cloud y VPS, nuestra recomendación es que te quedes con un servidor cloud. Ya no solo por el qué pasará con tu nuevo proyecto; sino por la total disponibilidad del servicio que garantiza la tecnología cloud. Poder garantizar la operatividad de un sitio web es fundamental en estos días en los que casi todo se lleva a cabo a través de internet.

Buscamos experto en desarrollo web, ¿te unes a Linube?

Publicado enDesarrollo y Programación en marzo 27, 2019 10:00 am

En Linube seguimos creciendo. Por ello, buscamos incorporar a nuestro equipo una persona experta en el desarrollo de todo tipo de proyectos web. Principalmente buscamos alguien experto en el desarrollo web a partir de WordPress y PrestaShop. Y, como siempre, cualquier otro conocimiento en plataformas, lenguajes o frameworks, será bienvenido.

¿Cómo puedes ayudarnos?

Para la vacante en nuestro departamento de desarrollo web precisamos de una persona experta en la creación de sitios web a partir de CMS. Alguien especializado en programación que, además, cuente con ciertos conocimientos de código. De forma que sea posible personalizar al máximo las opciones de los plugins o módulos y de los temas y plantillas, aumentando las funcionalidades de cada sitio web o tienda online. Para ello, necesitamos que quien forme parte de nuestro equipo de desarrollo web disponga de amplios conocimientos en PHP, HTML, CSS, JavaScript y .NET. Y si, además, conoces otros frameworks o lenguajes, mucho mejor.

En cualquier caso, no te preocupes por todo aquello que no sepas, porque si hay algo que valoramos muy positivamente en Linube es tener ganas de aprender. Apostamos por el trabajo en equipo y no hay nada más colaborativo que compartir conocimientos. Así que siempre que te surja alguna duda encontrarás entre tus compañeros con quien solucionarla; ya que los profesionales que integran nuestro departamento de desarrollo conocen de primera mano diferentes lenguajes y tecnologías.

¿Te unes al equipo de desarrollo web?

Aunque nuestra principal actividad es el alojamiento web basado en tecnología cloud, también somos expertos en el desarrollo web y la administración de sistemas; departamento en el que también tenemos otra vacante. De esta forma proveemos a nuestros clientes de un servicio integral que les permite contratar todos los servicios necesarios para estar en internet en un único lugar; y con la tranquilidad de dejar su proyecto web en las mejores manos.

Nos gusta facilitar la vida en internet a todos nuestros clientes y cuidar al máximo a los nuestros. Por eso, para que puedas conciliar a la perfección tu vida personal y profesional, ofrecemos un horario totalmente flexible y la posibilidad de trabajar desde tu casa cuando no te sea posible pasarte por la oficina. Un entorno de trabajo con un ambiente inmejorable en el que con total seguridad te sentirás como en casa.

¿Te animas a formar parte de las features de Linube? No esperes más e inscríbete en nuestra oferta de desarrollador web o haznos llegar tu CV a través del email empleo[arroba]linube.com.

Web e internet no deben usarse como sinónimos, ¿por qué?

Publicado enGeneral en marzo 20, 2019 10:00 am

La semana pasada la web, que no internet, cumplía su tercera década. Un 12 de marzo de 1989 Tim Berners-Lee redactaba la propuesta de un nuevo proyecto que lo cambiaría todo: la Web, o World Wide Web; un nuevo servicio dentro de internet que acabaría robándole el protagonismo a la propia red de redes.

¿Qué es la World Wide Web?

La web es el resultado de combinar el lenguaje HTML, el protocolo HTTP y la URL, tres sistemas que también nacieron con la propia World Wide Web. Aunque la web nació con propósitos militares, la base del proyecto escrito por Berners-Lee facilitaba enormemente el hecho de compartir información entre equipos que físicamente estaban lejos; además de la forma más simple y visual. Por ello, en poco tiempo pasó a ser una herramienta de uso académico; para el uso general que le damos hoy en día, habría que esperar un poco más.

El potencial de la web se mostró con la publicación de la primera página web de la Historia. Un sitio web que, actualmente, tiene apariencia prehistórica ya que no era más que un conjunto de enlaces y fragmentos de texto. Afortunadamente con los años iría mejorando sus funcionalidades y ganando en componente estético; hasta convertirse en lo que ahora consideramos web.

Un error habitual

La confusión del concepto web y su asociación con internet es mucho más habitual de lo que parece. Creer que la World Wide Web es internet es algo tan habitual como pensar que el ciberespacio e internet; o quien cree que un servidor cloud es lo mismo que un VPS. Sin olvidarnos de aquellos que consideran a Google como si fuera el propio internet. Y hablando de Google, incluso él en su versión española ha caído en esta confusión en su doodle del 30 aniversario.

Todos ellos son conceptos estrechamente relacionados y que en muchos casos los unos no podrían existir sin los otros; pero nunca está de más recordar que no es correcto el uso de algunos términos. La web es la parte más visible de internet, pero no por ello es internet.

¿En qué se diferencian?

La World Wide Web es quien los permite navegar a través de páginas web, lo que habitualmente consideramos navegación. Pero es que hasta la aparición de la web únicamente podía accederse a archivos o correos; ya que tampoco existían los navegadores, otro de los inventos de Tim Berners-Lee.

De esta forma, en la red hay otros muchos servicios, estándares o protocolos que permiten hacer otras tantas acciones entre dispositivos que están conectados. Así, podríamos decir que internet es la infraestructura que proporciona los recursos necesarios para que la World Wide Web tenga sentido; es decir, la conexión entre diferentes equipos a través de un determinado protocolo que permita que la conexión pueda establecerse.

Además, hay que tener en cuenta qu internet nació unos cuantos años antes, en 1969, con la primera comunicación entre dos ordenadores conectados entre sí. En aquel momento la red informática que posibilitó el intercambio de mensajes se denominaba ARPANET. Una red que años más tarde incorporaría el protcolo TCP/IP y pasaría a llamarse internet.

El rumbo de la WWW

Precisamente con motivo de su 30 aniversario Berners-Lee ha redactado un nuevo documento en el que repasa la evolución de su invento. Para el padre de la World Wide web su proyecto se ha convertido, en parte, en aquello que él esperaba. En el lado positivo Berners-Lee sitúa el hecho de haberse convertido en un foco de creación de oportunidades, un medio que ha servido como altavoz a los colectivos menos favorecidos y una forma de facilitarnos a todos nuestra vida diaria.

En el extremo opuesto, a través de la World Wide Web los estafadores, quienes quieren propagar el odio o aquellos que tienen intención de cometer delitos han encontrado también un lugar en el que hacerlo. La solución a este tipo de amenazas a la web está en adaptación de las leyes al mundo digital y el trabajo colaborativo entre los organismos correspondientes. Sin descuidar la privacidad, la diversidad de la web y la seguridad de cada uno de los usuarios.

A fin de garantizar la diversidad de la World Wide Web, Berners-Lee, entre otras figuras de internet, se opone tajantemente al artículo 13 de la Directiva de Copyright. Una propuesta de ley que busca acabar con las infracciones de los derechos de autor filtrando el contenido que suben los usuarios.

Con la perspectiva que nos proporciona el paso del tiempo podemos afirmar que el nacimiento de la web es, sin duda, uno de los hitos más importantes de la Historia. Y no solo de la Historia informática; de no haber existido la World Wide Web internet tampoco sería como lo conocemos actualmente.

Google tiene un plan para acabar con el contenido mixto

Publicado enNovedades en marzo 14, 2019 10:00 am

Gracias a sus intentos Google ha conseguido que el número de webs que utilizan HTTPS haya aumentado gracias a la instalación de un certificado SSL; aunque aún hay muchos sitios web que no han conseguido pasarse al protocolo seguro al 100%. Este es el caso de aquellos sitios web que tienen recursos que se sirven bajo HTTP, el denominado contenido mixto.

¿Qué es el contenido mixto?

El propio Google describe el contenido mixto como algo que ocurre cuando una web HTML se carga con una conexión segura HTTPS pero que contiene recursos HTTP. Generalmente, suelen ser imágenes, vídeos, hojas de estilo o scripts que se cargan con una conexión insegura. Este tipo de contenido se denomina mixto; al mostrarse en una misma página ambos tipos de contenidos, siendo la petición inicial segura al utilizar el protocolo HTTPS.

Para animar a la adopción de HTTPS, los buscadores modernos comenzaron a mostrar advertencias para indicar al usuario que estaba navegando por una página insegura; además de favorecer en términos de posicionamiento a aquellas que utilizaban el protocolo seguro. A pesar de que esta estrategia consiguió aumentar el número de web seguras bajo HTTPS; en algunos casos la adopción se ha quedado a medias al contener recursos inseguros.

El nuevo experimento de Google

Para encontrar solución a los problemas de contenido mixto, Google ha anunciado que llevará a cabo una serie de experimentos; algo que también intento Mozilla hace algunos meses. Lo peculiar de la propuesta de Google es que se trata de actualizar de forma automática el contenido HTTP mediante una nueva función de Chrome; sin que el usuario tenga que hacer nada y que los visitantes de la web vean afectada su experiencia de navegación.

El experimento cuenta con 3 variaciones, cada una de ellas con un plan B; para aquellos casos en los que el código de la web pudiera romperse. Los tres escenarios propuestos por Google son los siguientes:

  • Actualizar el contenido mixto ‘bloqueable’ a HTTPS. Actualmente el contenido mixto que el usuario puede bloquear ya se encuentra bloqueado por defecto. Este escenario consistiría en probar si actualizar este contenido por defecto sería una buena forma de aproximarse a una web 100% HTTPS. En este caso, el plan B consistiría en volver al estado actual; donde el contenido mixto se bloquea por defecto y el usuario tiene que aceptar si quiere o no que se le muestre este contenido mixto al ver la advertencia de Google.
  • Actualizar solo el contenido mixto ‘bloqueable’ (de manera opcional) a HTTPS. En algunas ocasiones parte del contenido mixto se muestra al usuario; aunque este puede decidir si quiere o no que así sea. Esta variación implicaría que parte del contenido mixto que se muestra dejara de hacerlo. Precisamente porque este contenido no seguro se muestra al usuario, cobra mayor importancia que este contenido HTTP se convierta en HTTPS.
  • Actualizar todo el contenido mixto a HTTPS. Esta última variación supone actualizar de forma automática todo el contenido HTTP en webs que están bajo HTTPS; incluyendo el contenido bloqueado como el que, a pesar de no ser seguro, ha sido permitido por parte del usuario. Con esta opción se eliminaría completamente el contenido mixto, ya que cada vez que se encontraran recursos no seguros se actualizarían de forma automática a HTTPS; o incluso no se mostrarían al usuario.

Los resultados del experimento

En el caso de las actualizaciones de todos los recursos de una web a HTTPS, se comprobarían que solo se actualizan las peticiones no seguras en una web bajo HTTPS y que no se modifica el contenido de dicho sitio. Igualmente, en las otras dos situaciones, también se actualizarán dichas funciones, pero comprobando antes el tipo de contenido.

Con independencia de cuál de las tres posibles opciones acabe convirtiéndose en una función permanente de Chrome, se mejorará la seguridad de las páginas web puesto que un mayor número de recursos serán servidos bajo HTTPS. Asimismo, ya no sería necesario que el usuario decida sobre la seguridad; ya que también se eliminará el indicador de contenido mixto.

No cabe duda que Google Chrome sigue apostando por la seguridad en internet; en este caso garantizando que todas las webs que se visiten a través de su navegador sean HTTPS en su totalidad. Veremos qué tal evoluciona el experimento ‘Auto-update-to-HTTPS’ para acabar con el contenido mixto.

Sysadmin, ¿quieres formar parte de la familia de Linube?

Publicado enAdministración de Sistemas en marzo 12, 2019 10:00 am

Si garantizar la más alta disponibilidad de los sistemas es una de tus aficiones tenemos una oferta de sysadmin que no podrás rechazar. Y es que en este momento necesitamos ampliar nuestro equipo con un nuevo administrador de sistemas. Alguien que quiera formar parte de Linube y nos eche una mano en la gestión de nuestras plataformas cloud.

¿Qué buscamos?

Nuestro departamento técnico necesita alguien con amplios conocimientos en la gestión de sistemas de infraestructura de internet basados en Linux. Que sepa trabajar con los diferentes paneles de control de servidores (Plesk, cPanel) y conozca o tenga interés en aprender acerca de la plataforma Ansible. Aunque no imprescindible, para nuestra oferta de sysadmin también valoraremos de forma positiva que sepas manejarte con sistemas de virtualización y monitorización, además de herramientas de backup.

Queremos ir ampliando y perfeccionando nuestra oferta de servicios. Para poder conseguirlo necesitamos de tus conocimientos y destreza en la administración de sistemas. Así que, si mientras leías nuestros requisitos estabas asintiendo con la cabeza; es evidente que eres el nuevo miembro de nuestra tecnológica familia.

¿Qué te ofrecemos?

En Linube nos dedicamos al cloud computing, además de proporcionar todo tipo de soluciones para desarrollar u optimizar proyectos orientados a internet. A simple vista podremos parecerte una empresa más. Pero hay algo que estamos totalmente seguros de que nos distingue de cualquiera otra: nuestro equipo. Por ello, más que proyectos o plataformas cloud, en Linube te ofrecemos unirte a nuestra familia. Porque lo que somos como empresa es el resultado de lo que somos como equipo.

Un grupo joven que tiene la buena costumbre de compartir momentos gastronómicos: desayunar juntos a media mañana y, como mínimo, una comida en equipo a la semana. Sin olvidarnos de un horario de lo más flexible, la posibilidad de teletrabajo y un proceso de formación continua; porque si estar a la última es vital para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes, es igual de importante compaginar la vida personal con la laboral.

Si estás dispuesto a aprender trabajando y trabajar aprendiendo, no esperes más haznos llegar tu CV a través del email empleo[arroba]linube.com o inscríbete en nuestra oferta de empleo. Agradeceríamos que detallaras, en el documento o en el cuerpo del correo, tu experiencia con las diferentes herramientas de gestión de servidores.

Tenemos una vacante en el departamento de sistemas y estamos seguros de que tú eres la mejor opción. Te esperamos en el próximo desayuno.

¿Cómo solucionar el error de WordPress Toolkit en Plesk?

Publicado enGeneral en marzo 6, 2019 10:00 am

WordPress Toolkit, la extensión de Plesk para simplificar la gestión de sitios web desarrollados en WordPresss, parece estar dando problemas. Son muchos los usuarios que después de actualizar esta extensión han visto cómo sus páginas web se han quedado en modo mantenimiento; devolviendo al usuario un error HTTP 503.

WordPress Toolkit

Plesk, el panel de control más utilizado para la gestión de alojamientos web, cuenta con múltiples extensiones que amplían las funcionalidades del panel de control. Entre el catálogo de extensiones de Plesk se encuentran extensiones de todo tipo; desde aquellas orientadas al desarrollo web, extensiones de seguridad como la posibilidad de instalar Let’s Encrypt en el servidor, herramientas de monitorización del alojamiento, funcionalidades para evitar el spam… entre todas ellas se encuentra WordPress Toolkit.

Desde WordPress Toolkit es posible gestionar diferentes instalaciones de WordPress desde una única interfaz. De esta forma se simplifica en gran medida la gestión de todas las instancias. Gracias a esta herramienta no es necesario tener que acudir a cada una de las instancias WordPress para conocer qué versión del CMS utilizan o cuáles son los plugins que se encuentran instalados en ella. Además, WordPress Toolkit facilita la realización de las siguientes tareas:

  • Máxima seguridad. Con WordPress Toolkit la seguridad de cada una de las instancias está garantizada ya que se protegen de forma automática.
  • Actualizaciones conjuntas. Esta herramienta permite actualizar a la vez el tema, los plugins o la versión de WordPress de todos los sitios a la vez; en lugar de tener que hacerlo de forma individual.
  • Copias de seguridad. WordPress Toolkit crea puntos de restauración para recuperar los sitios web. Así, podrás volver atrás en el caso de que ocurra algún imprevisto en cualquiera de las instancias.
  • Sincronización y clonado. Al reunir todas las instalaciones de WordPress en un mismo lugar, es posible sincronizar los cambios en los archivos y bases de datos entre las instancias e incluso clonar la información de una a otra.

Solución desde Plesk

WordPress Toolkit se actualiza de forma automática en Plesk. Lo que no sería un problema de no ser porque su última actualización ha provocado cambios en las funcionalidades de la extensión. Así, algunas de las características que estaban disponibles para las licencias Web Admin ya solo estarán disponibles para Web Pro y Web Host. Un cambio en las funcionalidades de WordPress Toolkit que ha originado el error de Plesk; activando el modo mantenimiento del sitio web y devolviendo un error 503 a los visitantes.

Parece ser que se trata de un problema que tiene lugar en el momento en el que se actualizan de forma automática cada una de las instancias de WordPress. Si has experimentado este error tienes dos formas de solucionarlo, en función del número de dominios que hayan resultado afectados. En el caso de que solo un dominio esté perjudicado deberás eliminar de forma manual el archivo .maintenance. Este archivo se encuentra en el directorio del dominio afectado y es el encargado de activar el modo mantenimiento del sitio web. Para ello:

  1. Inicia sesión en el panel de control Plesk.
  2. Ve a ‘sitios web y dominios’ y elige la suscripción afectada.
  3. Selecciona ‘Administrador de archivos’ y elige el directorio que lleve el nombre del dominio, ya que es donde se encontrará el archivo que deberás eliminar.
  4. Selecciona el archivo ‘.maintenance’ y haz click en eliminar.

Una vez eliminado el archivo que ponía el WordPress en modo mantenimiento, el sitio web debería poder verse con normalidad.

Accediendo por SSH

Si son varios los afectados, deberás acceder a través de SSH. Ya dentro del servidor tendrás que descargar y descomprimir los scripts que Plesk indica en su sitio web. A continuación, tendrás que ejecutarlos para que el modo mantenimiento se desactive de todas las páginas web.

Con esto debería desactivarse el modo mantenimiento de WordPress Toolkit desde el panel Plesk 17.8. En el caso de que se siga produciendo el error, puedes ponerte en contacto con nosotros para que te brindemos el soporte técnico adecuado.

Te lo ponemos fácil con la gestión de servidores AWS

Publicado enAdministración de Sistemas en febrero 27, 2019 10:00 am

En Linube trabajamos día a día por facilitar la vida en internet de nuestros clientes. Sabemos de la necesidad de estar en la red y también que, para ello, en ocasiones es necesario contar con ciertos conocimientos técnicos. Así, añadimos un nuevo servicio a nuestra oferta actual: la administración de servidores AWS.

La plataforma de Amazon

Escoger un servidor en la plataforma en la nube de Amazon es una buena idea para orientar tu negocio fuera de España. No es nada nuevo que el país en el que se ubica la infraestructura en la que alojas tu sitio web influye en el posicionamiento SEO de la página web o tienda online. Así, es recomendable elegir el proveedor de alojamiento según la ubicación de sus servidores; ya sea un plan de hosting compartido o un servidor cloud. En este caso, escoger un proveedor nacional para tu web orientada al mercado español, además te ayudará a cumplir con la RGPD.

La plataforma de Amazon está repartida por el mundo; por lo que puede ser la opción perfecta para empezar a vender o tener presencia en cualquier otro país. Con uno de estos servidores AWS conseguirás mejorar la velocidad de carga del sitio web; haciendo que tus usuarios tengan una mejor experiencia. Esto se debe a que si los servidores están ubicados en el mismo país que el usuario los tiempos de respuesta se reducen considerablemente.

Gestión de servidores AWS

A pesar de las múltiples ventajas de la plataforma de Amazon, contratar un servidor AWS tiene una gran desventaja para usuarios no técnicos: no cuentan con administración del servidor. Todos los servidores requieren de un mantenimiento continuo; una serie de tareas a nivel técnico para mantener el alojamiento siempre al máximo nivel de seguridad. Estas labores van desde la actualización de los componentes o al control del consumo de recursos para que el servidor siempre esté operativo.

Por esta razón, lanzamos un nuevo servicio: la administración de servidores AWS. Un servicio similar a la gestión de los servidores de nuestra plataforma; con la diferencia de que estos se encuentran ubicados en una plataforma ajena. Así que, si no cuentas con los conocimientos técnicos necesarios o si no dispones del tiempo suficiente para dedicarle a la gestión del servidor, nosotros lo haremos por ti.

Con este servicio de mantenimiento de servidores AWS los técnicos de Linube se encargarán de asegurar la continuidad de tu negocio; monitorizando el alojamiento a fin de predecir ciertos errores y evitar que puedan afectar al funcionamiento del servidor AWS y de realizar copias de seguridad periódicas de tu alojamiento en la plataforma de Amazon. Todo ello, unido a un soporte totalmente individualizado, harán que tu servidor esté siempre en las mejores manos.

El dominio.eu vuelve a ser objeto de estafa en internet

Publicado enCiberataques en febrero 20, 2019 10:00 am

Es bastante probable que en los últimos días hayas recibido un email avisándote de que alguien estaba tratando de registrar tu dominio bajo una extensión diferente. Aunque este tipo de campañas no son nuevas; de hecho, las estafas relacionadas con el dominio.eu son cíclicas, debemos andar con cuidado para no caer en el fraude.

El dominio.eu

La extensión de dominio.eu fue creada en 2005 para las instituciones de la Unión Europea y empresas multinacionales con representación en diferentes países de Europa. Desde sus inicios estos dominios están gestionados por EURid, una entidad sin ánimo de lucro, que ayuda a las compañías a orientar sus negocios a usuarios de ese mercado.

Durante sus primeros años fue muy popular entre las empresas y particulares de Portugal y Galicia, además de algunas páginas webs en euskera. Cuando aún no existían los dominios.pt, el dominio.gal o el dominio.eus, el uso del dominio.eu era la extensión más utilizada en estas zonas; puesto que tanto en portugués como en gallego significa ‘yo’ y su similitud con el .eus.

Actualmente, el uso del dominio.eu, debido a la multitud de extensiones de dominio que han ido apareciendo en los últimos años, ha ido quedando relegado a aquellas instituciones o empresas con presencia europea.

¿En qué consiste la estafa?

Dirigida, principalmente, a los titulares de dominio o la cuenta establecida como contacto administrativo, consiste en un correo electrónico en el que se alerta de alguien está tratado de registrar un dominio muy similar al tuyo. En este caso, el nombre de tu dominio.eu. En un acto de generosidad, quien envía la notificación, antes de posibilitarle el registro de tu dominio.eu a un tercero, te consulta si tú quieres registrarlo antes de que te lo quiten.

A cambio, tendrás que pagar una cantidad cercana a los 200€ por el registro de dicho dominio durante un plazo de 10 años. Realizando un único abono garantizarás que nadie pueda registrar tu dominio.eu durante una década; y si antes, decides cancelarlo puedes hacerlo y te reembolsarán el dinero restante.

Lo que a simple vista parece un acto altruista por parte de quien te envía el correo, lo cierto es que de generoso no tiene nada. El coste de un dominio.eu es, al igual que el resto de dominios genéricos, de 12€+IVA; y el importe que se solicita es muy superior, aunque se trate de un registro por diez años. Además, lo habitual es siempre registrar un dominio por uno o dos años y a partir de ahí, según vaya avanzando el proyecto ir renovándolo o no. En nuestro caso también puedes optar por activar la autorrenovación y desactivarla cuando ya no quieras seguir registrando el dominio.

Saber identificar ciberataques

Con este tipo de campañas los atacantes buscan aprovecharse del desconocimiento o la falta de información de los usuarios de internet. Así, lo que en un primer momento parece una oferta exclusiva, no es más que una forma de intentar que el usuario contrate un servicio con un precio inflado.

Si bien es cierto que este tipo de prácticas cada vez son más realistas, la gran mayoría de ataques informáticos pueden detectarse aplicando un poco de sentido común y manteniéndonos al día de noticias relacionadas con nuestra seguridad en internet. Por ejemplo, INCIBE avisaba de una campaña muy similar hace apenas unos meses.

El nombre de la empresa que lleva a cabo esta fraudulenta campaña va cambiando en cada uno de los intentos; pero el mensaje acostumbra a ser el mismo. Por ello, si recibes un correo similar al que muestra INCIBE, antes de hacer nada ponte en contacto con la empresa que gestiona tu dominio. De esta forma evitarás ser víctima de este tipo de fraude informático.