944 063 154

Blog

PWA, el futuro de las aplicaciones para móviles

Publicado enDesarrollo y Programación en abril 4, 2018 10:00 am

Que internet es cada vez más móvil no es ninguna novedad. Según los resultados de la última encuesta de Navegantes en la red de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), un 92.6% de los españoles acceden a internet a través de su Smartphone. Debido a esta ‘movilización’ es imprescindible que todas las páginas web estén optimizadas para dispositivos móviles. Para ello, podemos recurrir a un diseño responsive, a la tecnología AMP o a las Aplicaciones Web Progresivas (PWA).

Pero los móviles no solo le han ganado terreno a los ordenadores portátiles en ser el dispositivo más utilizado para navegar por internet, también lo son para leer la prensa (44.1%). A lo que dentro de poco habrá que sumar ver la televisión. Una actividad que se realiza principalmente desde un portátil (38.5%), aunque los móviles le siguen muy de cerca (33.1%).  El desarrollo de todas estas tecnologías tiene un mismo origen: proporcionar a los usuarios la mejor experiencia posible. Y también comparten responsable: Google.

Qué es una PWA

En palabras del propio Google, ‘una PWA es una aplicación que recurre a lo último en tecnología disponible para navegadores para ofrecer en móviles la experiencia más parecida a la de una aplicación nativa’. Es decir, este tipo de aplicaciones web convierten una página web normal en una aplicación accesible desde cualquier soporte. Ya no se trata de que la web tenga la capacidad de adaptarse a la pantalla del dispositivo, como ocurre con el diseño responsive, si no que parece que la aplicación ha sido expresamente creada para los diferentes dispositivos.

Como viene siendo habitual, los primeros en experimentar con estas nuevas aplicaciones fueron las grandes empresas. Facebook o Twitter, además de la propia Google, iniciaron un camino que ahora está al alcance de todos.

Características de una PWA

  • No están condicionadas por la conectividad. Una PWA es capaz de funcionar incluso cuando falla la conexión. Esto es así porque se almacena en caché la información mínima de HTML, CSS y JavaScript necesaria para que la aplicación puede ejecutarse.
  • Cargan al instante. Este es, además del diseño, uno de los motivos por los que el usuario cree que está interactuando con una app nativa. La velocidad de carga y de navegación suelen ser dos de las principales causas que influyen en el abandono de un sitio web. Si la web tarda más de 3 segundos en cargar, o si responde de forma lenta, acabaremos abandonándola.
  • Seguras y actualizadas. Para acceder a una PWA no es necesario descargarla desde una tienda de la Play Store o Apple Store. Y tampoco es necesario descargar las actualizaciones de seguridad correspondientes. Las PWA se actualizan automáticamente para proporcionar siempre la mejor seguridad al usuario. Además, recurren al protocolo seguro de transferencia HTTPS.
  • Permiten interactuar con el dispositivo. Antes, solo las aplicaciones nativas podían enviar notificaciones push al usuario, ahora las PWA interactúan con él direactamente. Ya no es necesario abrir la aplicación para recibir mensajes, el navegar se encarga de hacérselas llegar al usuario.
  • Pueden anclarse al menú de inicio. Aunque una PWA funcione a través de un navegador, es posible crear un acceso fácil en la pantalla de inicio del Smartphone.

Las apps del futuro móvil

Para que acceder a una Progressive Web App sea más fácil, pueden anclarse a la pantalla de inicio del Smartphone como si de una aplicación nativa se tratara. Además de la rapidez y la capacidad de conversión a los dispositivos, las PWA aumentan el tiempo que un usuario pasa en un sitio web y la tasa de conversión, en el caso de las tiendas online.

Por todo ello, las PWA pueden ser el futuro más cercano de las aplicaciones para smartphones. Asimismo, el tiempo de desarrollo de la Progressive Web App es inferior al de una aplicación nativa y su mantenimiento también es mucho más sencillo.