944 063 154

Blog

¿Qué ventajas aporta a tu web el diseño responsive?

Publicado enDesarrollo y Programación SEO en marzo 14, 2017 11:02 am

La popularización de internet ha provocado el aumento del número dispositivos móviles. Y, lógicamente, el número de conexiones que se realizan desde éstos. Por ello, a la importancia de tener presencia online, se suma el hecho de tenga una web con diseño responsive.

El diseño responsive o adaptativo es una técnica creada y extendida por el diseñador web Ethan Marcotte en 2008. Todo surgió a partir de una recomendación del W3C (World Wide Web Consortium) sobre la necesidad de desarrollar una web única a la que pudiera accederse desde cualquier dispositivo móvil. Catalogado como una de las mejores prácticas de diseño web, una web con diseño responsive se caracteriza por su capacidad de adaptación a la pantalla. Ello sucede independientemente del dispositivo desde el que se está accediendo. Esto es el resultado de la redimensión y recolocación de los elementos para primar la correcta visualización de la web gracias a estar diseñadas en CSS3. Y es por ello que esté catalogado como una de las mejores prácticas existentes en el diseño web actual.

Las ventajas de la web con diseño responsive

  1. Mejora del posicionamiento SEO. Google prioriza en los resultados de búsquedas aquellas webs que cuentan con un diseño adaptativo. Además, de cubrir mayor tráfico al ser un sitio web visible desde cualquier dispositivo.
  2. Enriquece la experiencia del usuario. Un sitio web que sea responsive favorece la usabilidad, lo que se traduce en una mejor experiencia de navegación que permite aumentar el ratio de conversión.
  3. Mejora los resultados estadísticos. Además de permitir la segmentación de los usuarios y conocer cuál es el tipo de dispositivo desde el que se accede, el diseño adaptativo reduce los errores derivados de los llamados social links y propicia la viralización del contenido.
  4. Evita la duplicidad del contenido. Un diseño responsive hace que no sea necesario repetir el mismo contenido para cada versión de una web. Con este método proporcionamos el mismo contenido a todos los usuarios y se contribuye a la mejora de experiencia de navegación.
  5. Reduce costes y tiempos de desarrollo y mantenimiento. Gracias a un diseño responsive se evita tener que desarrollar versiones para cada dispositivo o sistema operativo. De esta forma, además, las tareas de mantenimiento se simplifican y agilizan, ya que solo será necesario realizar cambios en una URL.

En conclusión, que una página web sea responsive es actualmente algo casi obligatorio. De lo contrario, puedes estar perdiendo visitas como consecuencia de un mal posicionamiento. Además, afectará negativamente a la experiencia que tu sitio web proporciona a todo aquel que la visita.