944 063 154

Blog

Web e internet no deben usarse como sinónimos, ¿por qué?

Publicado enGeneral en marzo 20, 2019 10:00 am

La semana pasada la web, que no internet, cumplía su tercera década. Un 12 de marzo de 1989 Tim Berners-Lee redactaba la propuesta de un nuevo proyecto que lo cambiaría todo: la Web, o World Wide Web; un nuevo servicio dentro de internet que acabaría robándole el protagonismo a la propia red de redes.

¿Qué es la World Wide Web?

La web es el resultado de combinar el lenguaje HTML, el protocolo HTTP y la URL, tres sistemas que también nacieron con la propia World Wide Web. Aunque la web nació con propósitos militares, la base del proyecto escrito por Berners-Lee facilitaba enormemente el hecho de compartir información entre equipos que físicamente estaban lejos; además de la forma más simple y visual. Por ello, en poco tiempo pasó a ser una herramienta de uso académico; para el uso general que le damos hoy en día, habría que esperar un poco más.

El potencial de la web se mostró con la publicación de la primera página web de la Historia. Un sitio web que, actualmente, tiene apariencia prehistórica ya que no era más que un conjunto de enlaces y fragmentos de texto. Afortunadamente con los años iría mejorando sus funcionalidades y ganando en componente estético; hasta convertirse en lo que ahora consideramos web.

Un error habitual

La confusión del concepto web y su asociación con internet es mucho más habitual de lo que parece. Creer que la World Wide Web es internet es algo tan habitual como pensar que el ciberespacio e internet; o quien cree que un servidor cloud es lo mismo que un VPS. Sin olvidarnos de aquellos que consideran a Google como si fuera el propio internet. Y hablando de Google, incluso él en su versión española ha caído en esta confusión en su doodle del 30 aniversario.

Todos ellos son conceptos estrechamente relacionados y que en muchos casos los unos no podrían existir sin los otros; pero nunca está de más recordar que no es correcto el uso de algunos términos. La web es la parte más visible de internet, pero no por ello es internet.

¿En qué se diferencian?

La World Wide Web es quien los permite navegar a través de páginas web, lo que habitualmente consideramos navegación. Pero es que hasta la aparición de la web únicamente podía accederse a archivos o correos; ya que tampoco existían los navegadores, otro de los inventos de Tim Berners-Lee.

De esta forma, en la red hay otros muchos servicios, estándares o protocolos que permiten hacer otras tantas acciones entre dispositivos que están conectados. Así, podríamos decir que internet es la infraestructura que proporciona los recursos necesarios para que la World Wide Web tenga sentido; es decir, la conexión entre diferentes equipos a través de un determinado protocolo que permita que la conexión pueda establecerse.

Además, hay que tener en cuenta qu internet nació unos cuantos años antes, en 1969, con la primera comunicación entre dos ordenadores conectados entre sí. En aquel momento la red informática que posibilitó el intercambio de mensajes se denominaba ARPANET. Una red que años más tarde incorporaría el protcolo TCP/IP y pasaría a llamarse internet.

El rumbo de la WWW

Precisamente con motivo de su 30 aniversario Berners-Lee ha redactado un nuevo documento en el que repasa la evolución de su invento. Para el padre de la World Wide web su proyecto se ha convertido, en parte, en aquello que él esperaba. En el lado positivo Berners-Lee sitúa el hecho de haberse convertido en un foco de creación de oportunidades, un medio que ha servido como altavoz a los colectivos menos favorecidos y una forma de facilitarnos a todos nuestra vida diaria.

En el extremo opuesto, a través de la World Wide Web los estafadores, quienes quieren propagar el odio o aquellos que tienen intención de cometer delitos han encontrado también un lugar en el que hacerlo. La solución a este tipo de amenazas a la web está en adaptación de las leyes al mundo digital y el trabajo colaborativo entre los organismos correspondientes. Sin descuidar la privacidad, la diversidad de la web y la seguridad de cada uno de los usuarios.

A fin de garantizar la diversidad de la World Wide Web, Berners-Lee, entre otras figuras de internet, se opone tajantemente al artículo 13 de la Directiva de Copyright. Una propuesta de ley que busca acabar con las infracciones de los derechos de autor filtrando el contenido que suben los usuarios.

Con la perspectiva que nos proporciona el paso del tiempo podemos afirmar que el nacimiento de la web es, sin duda, uno de los hitos más importantes de la Historia. Y no solo de la Historia informática; de no haber existido la World Wide Web internet tampoco sería como lo conocemos actualmente.