944 063 154

Blog

Las redes WiFi gratuitas y sus riesgos

Publicado enCiberataques en marzo 4, 2020 10:00 am

En España hay más de 50 millones de líneas telefónicas, es decir, hay más números de teléfono que personas viven en el país. Aunque en este dato se contemplan desde las líneas móviles, a las centralitas o los números fijos de casa, no cabe duda de que vivimos en conexión permanente con el mundo a través de internet. Una conexión para la que es imprescindible tener datos móviles, o en su defecto conectarte a una red WiFi. Quizá por ello, cada vez que vemos WiFi gratis no dudamos en conectarnos a esa red pública. Una red abierta que nos proporciona un instante de felicidad digital, pero que puede traer graves consecuencias de seguridad.

El irresistible WiFi gratis

Generalmente, cuando un servicio es gratuito es porque puede haber trampa. En este caso, que una red WiFi sea gratis por ser de una reconocida empresa o de algún organismo público, no quiere decir que sea segura. Pero ya se sabe, cuando algo no tiene coste es más tentador conectarse para navegar por internet que pararse a pensar si hacer uso de ello puede suponer un riesgo.

En cualquier caso, el problema no está en utilizar una red WiFi abierta, sino en qué sitios se van a visitar a través de ellas. Al establecer una conexión con una red WiFi abierta, podemos estar exponiendo nuestros datos; por ejemplo, al acceder a nuestro correo electrónico o iniciando sesión en la aplicación de nuestro banco.

Una forma de ataque informático denominada man-in-the-middle donde la conexión pasa primero por el dispositivo del atacante, para después pasar al router que permite la salida a internet. De esta forma, el usuario no sospecha que la conexión que acaba de iniciar no es legítima.

Al establecerse una conexión con una red WiFi gratis hay muchas probabilidades de que nuestra información acabe expuesta. Ya no solo las webs que visitamos, también es posible acceder a los datos almacenados en el dispositivo: agenda de contactos, galería de imágenes, contraseñas en otras aplicaciones… Incluso consultar a qué redes WiFi nos hemos conectado previamente para saber dónde hemos estado antes.

Google y las webs cifradas

Aunque cada vez somos más conscientes de los peligros que pueden acechar en internet, aún falta mucho por concienciar en cuanto a ciberseguridad. Especialmente en lo que a sistemas actualizados y copias de seguridad se refiere, sigue quedando mucho por andar. Y es que, curiosamente la mejor forma de prevenir ciberataques es la opción más sencilla y también la que más pereza nos da: actualizar y copiar. Nada más. Siempre será más complicado acceder a un sistema actualizado y en caso de ransomware, por ejemplo, estaremos a salvo con nuestros backups actualizados.

Por ello hace un par de años Google lideró un movimiento que buscaba mejorar la seguridad de los sitios web a través de la instalación de certificados de seguridad SSL. Hasta ese momento eran muy pocas las páginas web que cifraban la información que compartían los usuarios en su sitio web. El miedo a penalizaciones en el posicionamiento de los resultados de búsqueda, junto a las advertencias de seguridad de las webs, han sido fundamentales para que las webs sean más seguras. Tanto que actualmente más del 80% de internet utiliza algún tipo de certificado SSL.

Cómo evitar los peligros del WiFi gratis

A pesar de que el mejor consejo siempre es el sentido común, nunca está de más tomar algunas medidas de precaución accesorias.

  • Asegúrate de que el dispositivo desde el que vas a conectarte a una red WiFi abierta tenga el cortafuegos activado. Habilitando esta opción se bloqueará todas las conexiones sospechosas.
  • Activa el antivirus de tu equipo. Hoy en día no es necesario contratar el servicio ya que la gran parte de los dispositivos lo traen por defecto; así que solo deberías tener que comprobar que el antivirus está activado.
  • Mantén actualizado el sistema operativo del dispositivo, así como todas las aplicaciones instaladas. Aunque pueda resultar incómodo estar actualizando el sistema con frecuencia, recuerda que las actualizaciones corrigen vulnerabilidades y fallos de seguridad, además de añadir más funcionalidades o mejorar algunas ya existentes.
  • Evita acceder a aplicaciones sensibles utilizando una conexión WiFi gratis. Comprar por internet o acceder a tu cuenta bancaria, con total seguridad, puede esperar a que llegues a casa y establezcas una conexión segura.
  • Procura utilizar los datos móviles antes que una red WiFi pública. Si es necesaria otra forma de conexión, asegúrate de que la red a la que vas a acceder sea segura.
  • Para conectarte a una red abierta, utiliza una conexión VPN.
  • Accede solo a páginas web protegidas que tengan instalado un certificado de seguridad SSL.
  • Cuando termines la conexión, elimina todos los datos de la red WiFi pública almacenados en tu dispositivo. Así evitarás que, en próximas ocasiones, tu dispositivo se conecte de forma automática a esa red abierta.