944 063 154

Blog

¿Por qué tu web sólo es segura bajo el protocolo HTTPS?

Publicado enCertificados SSL en septiembre 27, 2017 10:06 am

Desde que anunciase el lanzamiento de Chrome 56 a principios de año, Google ha ido ampliando los supuestos en los que avisaría de la falta de seguridad algunas páginas web que aún no estuvieran bajo el protocolo HTTPS. En aquella ocasión anunciaban que comenzarían por penalizar únicamente a aquellos sitios web que solicitasen tarjetas de crédito o claves de acceso. Ahora, con Chrome 62 este aviso se extiende a cualquier tipo de dato que la web solicite al usuario.

Porqué cambiar al protocolo HTTPS

Chrome 62 llegará a principios de octubre. Si aún no has cambiado tu web de HTTP a HTTPS, no deberías esperar más. Especialmente si lo que deseas es un negocio online seguro. El navegador se ha percatado de que son muchos los ecommerce que sólo están bajo protocolo HTTPS en la pasarela de pago, dejando el resto del proceso al no seguro HTTP. Para Google es importante el intercambio de información que se produce al introducir una contraseña o número de tarjeta de crédito.  Pero también lo es el momento en que el usuario está añadiendo productos a su carrito. O cuando se le solicita un email de contacto para el envío de newsletters. De ahí que cada vez se vuelvan más estrictos respecto a la seguridad de la web.

Por el momento, aquellas páginas web que solicitan datos de acceso y aún no han sido adaptadas y continúan utilizando el protocolo HTTP han experimentado un 23% menos de visitas, como resultado de la penalización. Google está haciendo de este cambio por dos razones: mejorar la seguridad en internet y evitar malas prácticas como el phishing.

De este cambio no se salva la navegación en modo incógnito. Si Google califica una web como segura, se mostrará igualmente el aviso. A partir de ahora, sea cual fuere el modo en que naveguemos a través del buscador, se aplicarán esos criterios.

Consigue tu certificado SSL en Linube

Evitar que tu web sea penalizada es muy fácil y barato. Para pasar de HTTP a HTTPS basta con instalar un certificado de seguridad SSL. Éstos se encargan de encriptar la información y hacerla inaccesible a terceros. Pero eso no es todo, ya que los certificados SSL aportan más ventajas a tu web: mejora el posicionamiento SEO, generan mayor confianza, te identifican como el propietario de la página web… además de hacer que no resultes penalizado por Google.

Si aún no cuentas con un certificado de seguridad SSL, puedes contratarlo en Linube por sólo 49 euros al año.

Con total seguridad, el cambio va a ser progresivo en los próximos meses. Google continuará ampliando los casos en que notificará acerca de las webs poco seguras.