944 063 154

Blog

¿Por qué debes vaciar la caché del navegador con frecuencia?

Publicado enGeneral en mayo 31, 2017 10:58 am

La caché del navegador es un elemento fundamental a la hora de mejorar la experiencia del usuario cuando navega por un sitio web. Pero también puede ser la causa de múltiples problemas si contiene información que se ha quedado obsoleta. Por ejemplo, es muy habitual que cuando visites una página web, el contenido no se visualice de forma correcta. Esto puede ser consecuencia de la falta de actualización de los datos contenidos en la caché de tu navegador. Y que se puede solucionar fácilmente simplemente vaciando la caché del navegador.

¿Para qué sirve la caché del navegador?

Una de las funciones de la caché del navegador es mejorar la velocidad de carga de las páginas web. De esta manera, cuando se entra por primera vez en un sitio web, se descargará en nuestro ordenador algunos de los archivos que componen la página. Ya sea un archivo HTML, las hojas de estilo CSS, algunos scripts, gráficos, imágenes o cualquier otro contenido multimedia. Esto hará que en nuestras siguientes visitas al sitio web, el contenido esté disponible de forma inmediata.

Pero la caché del navegador también es una fuente habitual de problemas. Si no la vaciamos con cierta periodicidad terminará por ocupar mucho espacio dentro de nuestro disco duro. Sobre todo, si tenemos en cuenta que tendremos almacenada información de sitios web que visitamos en una ocasión. Para evitar problemas, puedes limitar la capacidad de almacenamiento de la información. Aún así, es probable que la caché del navegador (memoria del navegador) siga ocasionándote algún que otro problema más.

Cambios recientes en tu página web

En el caso de que estés realizando modificaciones en tu página web, puede que cuando vayas a visualizar esos cambios, te encuentres con que tu web sigue teniendo la misma apariencia que antes de los cambios. Si esto te ocurre, lo primero, no pienses que has roto nada. Lo más probable es que se deba, una vez más, a que el contenido que estás visualizando es el que se encuentra en la caché y que no ha sido actualizado. Para evitar esto, deberás vaciar la caché del navegador para que se descarguen los cambios que hayas introducido. O forzar a que se actualice. Haciendo esto último conseguirás que en su próxima visita, tus usuarios también puedan ver los cambios que has realizado en tu página web.

Al igual que existe quien intenta solucionar algunos problemas de su ordenador reiniciándolo, vaciar la caché de Chrome, o el navegador que utilices, con regularidad suele ser una buena opción para arreglar incidencias y evitar algún que otro susto.