944 063 154

Blog

SEO internacional: ¿subdominios o subdirectorios?

Publicado enDominios Web SEO en abril 26, 2017 10:34 am

Hace unos días te contábamos las ventajas y desventajas de contratar un dominio geográfico para cada uno de los países en los que quieras tener presencia. En esta ocasión, te ofrecemos dos alternativas a esa estrategia de internacionalización utilizando un solo dominio genérico. Ya sea una estrategia de subdominios o subdirectorios, ello afectará sobremanera al SEO internacional. Como punto de partida, para cualquiera de las dos opciones, deberás tener en cuenta que para Google todos los dominios genéricos son iguales y posicionan de la misma manera. Entonces, ¿subdominios o subdirectorios?

Un dominio, diferentes subdominios

Esto es, contar con un dominio principal bajo el que operan diferentes subdominios o direcciones complementarias. De esta forma, cada una de ellas está orientada a un idioma distinto; la labor de SEO será más fácil que con la compra de dominios geográficos para cada uno de los países. Ello es debido a que aunque cada uno de los subdominios hereda parte del posicionamiento orgánico que tiene el dominio principal, es más difícil llegar a obtener un buen SEO local.

Decantarse por esta opción, también tiene aspectos negativos. Por una parte, la orientación geográfica no es muy clara para google. Puedes ayudar a Google especificándole a  el país la que te diriges desde Google Search Console. Ten en cuenta que esta alternativa también resulta más difícil para los usuarios puesto que recordar un dominio geográfico es más sencillo, y ni siquiera es necesario al ser el propio Google quien tenderá a redirigir nuestra búsqueda al dominio que se corresponda con nuestro país.

En este caso, te recomendamos utilizar tu dominio principal (generalmente el .com) como punto de partida desde el que acceder a todos tus subdominios.

Un dominio con subdirectorios

En términos de posicionamiento SEO, esta es sin duda la opción más adecuada. Recurrir a los subdirectorios hace que parte del peso y la autoridad del dominio principal se transfiera a los subdirectorios; además, con ello, se mejora la calidad de los backlinks. Ahorra tiempo y dinero con subdirectorios.  El único cambio que habrá que realizar será traducir el contenido a los diferentes idiomas al compartir todos los subdirectorios la misma arquitectura web que el dominio principal.

Pero esta opción también tiene desventajas. Una vez más, se pierde el SEO local y se requerirá de mayor tiempo para obtener un buen posicionamiento. Y todo ello pese a que la autoridad del dominio beneficia en gran medida. Asimismo, el hecho de que la web comparta una estructura común puede hacer que el usuario perciba falta de interés, al ser el idioma lo único que cambia entre los diferentes subdirectorios.

Si te decantas por una de estas dos opciones, ten en cuenta que tendrás que añadir una dificultad extra en aquellos países en los que se hable más de un idioma. Es posible que en alguno de ellos tengas que realizar algún tipo de diferenciación dentro del sitio web.

En cualquier caso, si te decantas por subdominios o subdirectorios, no esperes para registrar tu dominio principal, ¡que no se te adelanten!