944 063 154

Blog

¿Cómo van tus preparativos para el Black Friday?

Publicado enGeneral en noviembre 20, 2019 10:00 am

Es evidente que cada vez la navidad ‘llega’ antes, pero si antes la época más mágica del año se iniciaba con el encendido de luces o los niños de San Ildefonso, ahora el pistoletazo de salida es más consumista. Desde 2012, cuando la legislación permitió hacer rebajas fuera del período habitual, la navidad empieza con el Black Friday; o, según el comercio, con el Single Day. Una fecha indeterminada entre el 11 y el último viernes de noviembre son nuestro inicio de la campaña navideña. Pasado ya el primer asalto que, aunque suma adeptos, aún tiene mucho que aprender del viernes más negro, ¿has comenzado ya con los preparativos para el Black Friday? Por si andas rezagado, te recordamos qué aspectos debes considerar para evitar que el Black Friday acabe siendo un día negro en tu sitio web.

Piensa en Google

La mayor parte del tráfico de un sitio web proviene de Google, de ahí la enorme importancia de adecuarnos a lo que el buscador nos sugiere; por no decir impone. Además de realizar promociones que contribuyan a llevar más visitas a tu tienda online, no debes descuidar los aspectos más básicos del SEO: títulos, palabras clave y meta descripciones. Si tu estrategia para este Black Friday pasa por crear una landing especial, contarás con más opciones para posicionar más alto; siempre que esta página tenga una URL que haga referencia a este periodo, claro. En cuanto a las palabras clave, procura atacar a aquellas menos comunes o intenta hacer variaciones fuera de lo habitual; de esta forma será más probable que un usuario acabe en tu web y no en una de la competencia.

Con independencia del tráfico orgánico, nunca está de más avisar a tus clientes a través de cualquier canal. Por ejemplo, enviando newsletters sobre la promoción que sirvan de preparativos para el Black Friday. Así, cuando llegue el momento los carritos ya estarán listos para proceder al pago. Algo que unido al carácter de urgencia y unidades limitadas que se suele asociar con este tipo de eventos hará que todos estén pendientes de tu sitio web.

Un servidor preparado

Incluso si no realizas ninguna promoción es probable que las visitas de tu sitio web se disparen simplemente por curiosidad. Por ello, deberás garantizar que quien quiere acceder a tu web, tanto para echar un vistazo a tus productos como para acabar comprándolos, pueda hacerlo. Generalmente durante estos días el tráfico aumenta de forma radical y en un solo minuto pueden concentrarse un gran número de usuarios simultáneos; algo que no suele suceder durante el año. Por ello, es fundamental que el servidor esté preparado para ese aumento de las visitas.

Si no escalas los recursos del servidor cloud es probable que acabes creando una mala imagen a tus usuarios. Ya sea por lentitud o porque deje de estar operativa, casi nadie finalizará un proceso de compra que es excesivamente lento. Recuerda que no solemos conceder más de unos segundos a la carga de una web y que, de superarse nuestro límite, acabaremos abandonando. De ahí que aprovisionar el espacio en disco, los procesadores y la memoria RAM para el Black Friday sea una obligación para cualquier tienda online. De entre todos los preparativos para el Black Friday este es sin duda el más importante, a no ser que no vender a través de tu ecommerce no sea una prioridad para ti. Pero, ¿estás dispuesto a condicionar tus ventas a la disponibilidad de tu tienda física? Seguro que no.

Optimización móvil

Aunque el comercio electrónico empezara a través de una televisión, en la actualidad la mayor parte de las compras se realizan desde el móvil. En 2017 más de la mitad de las compras realizadas durante el Black Friday se realizaron desde un dispositivo móvil; una tendencia que aumentó el pasado 2018 y que, a buen seguro, seguirá en alza este 2019. Si tener una web responsive es una obligación a día de hoy, no estaría de más que echaras un vistazo a cómo de optimizada está tu página web de cara al ‘finde negro’ para evitar disgustos.

Reduce el peso de las imágenes, asegúrate de tener una buena velocidad y, sobre todo, simplifica el proceso de compra. Desde un dispositivo móvil puede resultar más complicado finalizar una compra, por ello cuanto más sencillo sea más ventas se producirán. Cuanto más fácil se lo pongas al usuario más comprará, cuanto más difícil, antes saldrá de tu web; y, encima, sin comprar nada.

Compras siempre seguras

Pese a que ya se haya convertido en algo normal, aún son muchas las páginas web que siguen recurriendo a HTTP. Si es tu caso, no deberías esperar más para contratar un certificado de seguridad SSL que se encargue de encriptar toda la información que se comparta en tu tienda online. Aunque cada vez seamos menos reacios a realizar compras a través de internet y pagar con nuestra tarjeta de crédito, desde luego no compartiremos estos datos tan sensibles en un sitio web marcado como inseguro. Tu tienda online necesita seguridad todo el año y un certificado de seguridad que la convierta en HTTPS, pero especialmente en días clave como el Black Friday.

Además, recuerda que hace solo unos meses llegaba una nueva normativa para los pagos electrónicos, la PSD2. Lo que supone que probablemente tengas que realizar cambios en tu proceso de compra a fin de adecuarte a la nueva norma. Entre los principales cambios introducidos por la PSD2 se encuentra la obligación de contar con autenticación en dos pasos. Así que, si tu web, no está actualizada a la nueva norma esta tarea debería ser otro de tus principales preparativos para el Black Friday.

Preparativos para el Black Friday

La campaña de navidad es una de las fechas más importantes para cualquier negocio. Con el auge del comercio electrónico estar adaptados a la llegada del Black Friday, y cualquier otro evento que pueda disparar las ventas, se ha convertido en mucho más que una necesidad. Si quieres evitar que esta fecha tan importante acabe convirtiéndose en el viernes más negro de tu calendario empresarial, no dejes los preparativos para el Black Friday para el último momento.