944 063 154

Blog

Paquita Salas: cuando se te atraviesan el spam y el ‘domain’

Publicado enGeneral en septiembre 19, 2018 10:00 am

Si en los últimos meses te has pasado por las redes sociales, o incluso si no lo has hecho, es muy probable que hayas oído hablar de ella. Bueno, de ella y de sus problemillas con la informática. Porque, sí, Paquita Salas no ha sabido entenderse con su bandeja de correo y también ha tenido problemas con su dominio. Pero es que Paquita Salas somos, un poco, todos. Los problemas informáticos de Paquita son también habituales en el día a día de cualquier usuario de internet. ¿Quieres evitar ser la nueva Paquita de la informática?

Paquita Salas y el spam

Aunque no te lo creas muchos no saben qué es eso del spam o correo basura. Y muchos de los que saben de qué se trata, no saben dónde se encuentra esta bandeja. Otros simplemente han oído hablar de ello y la pobre Paquita Salas, ni eso.

El spam no es más que esos correos electrónicos que, generalmente, no queremos recibir. Esos mails publicitarios a los que nos suscribimos casi sin darnos cuenta por contratar o utilizar algún servicio; una práctica que ya no debería hacerse, al menos no sin autorización, con el nuevo RGPD. También se consideran correos basura a aquellos que provienen de un remitente desconocido o cuando se envían emails de forma masiva.

Para molestar al usuario lo menos posible, es habitual que los clientes de correo realicen un filtrado de los emails que llegan a tu buzón; normalmente, en función a unas determinadas reglas o si otros usuarios ya han marcado como spam notificaciones que provienen del mismo remitente. De esta forma, aplicaciones como Gmail pueden proporcionar una mejor experiencia a sus usuarios a través de filtros antispam.

Pero las bandejas de spam suelen tener un período de caducidad. Es decir, que, si no consultas con cierta frecuencia los emails que tu cliente de correo envía a la carpeta de spam, es probable que los acabes perdiendo. O puede ser que te enteres demasiado tarde de algo importante, como le pasó a Paquita Salas.

Si Paquita hubiera sabido qué era el spam y cómo consultarlo, no se hubiera enterado tan tarde del cambio de horario. Ese email que nunca llegó, porque Paquita no tenía una cuenta spam, o eso creían ella y Magüi. Pero, bueno, que lo mismo le pasó unos años antes con el fax; y eso nada tenía que ver con notificaciones no deseadas.

Cuando te quedas sin ‘domain’

Si el spam fue el protagonista tecnológico de la primera temporada de la serie, en la segunda reinó el dominio. Como ya hemos contado en otras ocasiones, los dominios no son tan diferentes a los humanos, al menos en lo que a su ciclo de vida se refiere.

Paquita pensó que su ‘domain’ era de esas cosas que solo tienes que hacer una vez en la vida, pero no. Que registras el dominio una vez y dura para siempre sin tener que preocuparte por su renovación. Pero, cuando decidió utilizar su abandonada web para promocionar sus eventos y servicios, se llevó una desagradable sorpresa. Y es que Ps Management era un dominio que ya no le pertenecía. Ahora su dominio le pertenece a alguien que, además de haber estado hábil para registrarlo, a buen seguro no tendrá ni idea de español. Y, claro, la pobre Paquita ha tenido que cambiar su web de representación de artistas, ahora puedes encontrar su sitio web en Ps Management.

Desgraciadamente esta es una práctica muy habitual que ha hecho todo un negocio del registro de dominios. Hay quienes se dedican a registrar dominios al precio habitual para revenderlos después por un coste muy superior. Un chantaje al que muchos ceden porque cualquier proyecto gira entorno a una web y un dominio.

No seas Paquita

Para evitar hacerte un Paquita Salas, en Linube contamos con un servicio de renovación automática de los dominios. De esta forma, puedes estar tranquilo, que tu dominio no caducará hasta que tú decidas que no quieres renovarlo más. Además, te notificaremos por email que tu dominio está a punto de caducar; así que por si acaso atento a tu spam.

Y, como consejo, si estás pensando en iniciar cualquier proyecto, mira si el dominio está disponible. Si lo está, lo esperes más para registrar el dominio. Así, el día que todos conozcan tu proyecto, podrán buscar información en tu sitio web; y no en uno que no lleve el mismo nombre.

Es evidente que Paquita Salas nos ha enseñado mucho. El personaje creado por ‘Los Javis’, nos ha llevado de vuelta al panorama artístico español de los 80; pero también nos está enseñando el uso de las redes sociales y algunos de los problemas más habituales en relación al mundo del hosting. De sus inconvenientes con la informática podemos aprender todos, así que pongámoslo en práctica, evita hacerte ‘un Paquita Salas’; pero disfruta de sus aventuras en Netflix.