944 063 154

Blog

Las alternativas al ADSL

Publicado enGeneral

El ADSL ya no da más de sí. La Tecnología se afana en ofrecer nuevas soluciones al desafío que supone darnos una mayor capacidad para comunicarnos en Internet; y quizá por ello cada vez suenan con más fuerza las alternativas al ADSL.

El clásico par de cobre se encuentra casi al límite de su capacidad. Y es que el paso siguiente al ADSL (ADSL2 Y ADSL2+) es el llamado VDSL2. Esta tecnología pretende darnos hasta 250 Mbit/s, sin embargo su mayor inconveniente vuelve a ser la distancia a las centralitas. Un problema habitual en prácticamente todas las opciones de conexión a internet. A partir de los 500m el ancho de banda se reduce considerablemente; llegando a ofrecer menos de la mitad de la capacidad contratada. En el caso de los 1000m está reducción se situará en 50 MBit/s.

La Banda Ancha sobre líneas eléctricas (BPL), es una aplicación de algo más conocido como PLC. Una tecnología especialmente pensada para llevar Internet a los usuarios a través de los cables del suministro eléctrico. Pero esta tecnología también presenta diversos problemas; tales como superar los pasos de alta tensión a media y baja tensión o el problema de las interferencias. Aunque los usos del PLC parecen poco útiles, hasta el punto de quedar relegados a la última opción; son de gran utilidad para conseguir llevar internet a las zonas rurales. Lugares apartados en los que resulta poco rentable llevar el ADSL, pero donde sí llega la electricidad. Combinándolo en el último tramo con la conectividad inalámbrica para superar el problema del transformador, esta conexión es ideal para pequeños núcleos de población.

Otras alternativas al ADSL

Por ejemplo, existen soluciones para zonas mal comunicadas mediante los Estratélites. Una especie de aeronaves de pequeño tamaño, o globos dirigibles, preparados para alturas cercanas a la estratosfera. Su principal función es proporcionar una plataforma de telecomunicación para varios tipos de señales wireless. Las tecnologías inalámbricas WiFi y UMTS/HSDPA, a las que ya estamos acostumbrados, cumplen bien su cometido pero adolecen también del problema del alcance.

Si cogemos de todo un poco surge WiMax, una tecnología que nos permite alcances de hasta 50km con un ancho de banda de 75 Mbit/s. Finalmente está la FTTH o fibra óptica hasta casa. Esta tecnología es con mucha diferencia la que más y mejor ancho de banda nos proporciona; pudiendo dar 600 Mbit/s simétricos (subida y bajada). Por ello, combinar la FTTH combinada con VDSL2 puede dar como resultado la mejor solución como alternativa al ADSL.