944 063 154

Flash Player, el adiós a una herramienta básica en el mundo web

Publicado enGeneral en agosto 19, 2020 10:00 am

Dependiendo de tu edad y del tiempo que lleves en internet es posible que conozcas, o no, a quien se convirtió en la gran estrella de las páginas web. Sí, hablamos de Flash Player, la que un día fuera la tecnología estrella de la red de redes y cuyo fin ya está a la vuelta de la esquina. En poco más de cuatro meses, Adobe Flash Player pasará a ser una especie extinguida más en el mundo de internet.

Una aplicación que casi no fue

A principios de los 90 las páginas web no tenían nada que ver con el concepto que tenemos actualmente; ni en número de páginas en la red, ni tampoco en lo que a diseño se refiere. Por ello, en un intento de hacerlo todo más animado, un par de jóvenes, Jonathan Gray y Charlie Jackson, crearon un programa que permitía diseñar elementos multimedia e insertarlos en la web: FutureSplash Animator. Una aplicación que Adobe rechazó comprar pero que gracias a Microsoft y Disney se convirtió en un éxito. Casi al mismo tiempo que cambiaba de nombre y pasaba a llamarse Macromedia Flash.

A medida que incorporaba mejoras y nuevas funcionalidades, Flash fue convirtiéndose en una aplicación que debía aparecer en cualquier página web que se preciara. Unos años después, en el 2000, además comenzó a utilizarse como herramienta para el desarrollo de juegos. A partir de ahí, Flash Player no paró de crecer: vídeos, tiras cómicas, banners… múltiples opciones que hacían que las visitas de las webs que las incorporaban aumentaran su tráfico. Y quien dice webs, dice también YouTube. Porque sí, Flash Player, también formó parte de la plataforma de vídeos más famosa de todos los tiempos.

En 2005 Adobe, la misma compañía que apenas quince años antes rechazó la aplicación, se hizo con la tecnología Flash. Y no solo eso, sino que se añadieron más mejoras, como la representación 3D, que colocó aún más a Flash Player en lo más alto de internet.

Y el Flash comenzó a apagarse

Cuando parecía que Flash Player pasaba por su mejor momento, llegaron HTML, CSS y JavaScript para aguarle la fiesta. El ritmo vertiginoso al que avanza la tecnología hizo que los navegadores comenzaran a evolucionar y adoptaran unos nuevos estándares que aún hoy siguen vigentes. En esa situación Flash Player, que nunca llegó a ser un estándar, sino un software de enorme éxito, vio como el trío del desarrollo web, junto a la aparición de SVG, iban haciéndose con la animación en las páginas web. ¿El principal motivo? El elevado consumo de recursos de Flash Player.

Pero, pese la pérdida del mercado de las páginas web en versión de escritorio, Adobe no estaba preocupada por Flash Player; se abría paso el mundo móvil. Hasta que en 2010 Steve Jobs lanzó un ataque mortal a la tecnología Flash. Una herramienta privada que, además de no ser nativa, era inestable e insegura en los equipos Mac y que no estaba pensada para dispositivos táctiles, no podía estar en la App Store. Y si Flash Player no podía estar en la tienda de aplicaciones de Apple, no podrían estar las aplicaciones desarrolladas en esta tecnología. Algo que acababa con toda posibilidad de conquistar el mundo móvil, pero que Adobe decidió recurrir y ganó. Aun así, Adobe anunció el abandono de Flash Player para smartphones en beneficio de HTML5.

En 2014, YouTube también decidió apostar por HTML5 y dejar atrás a Flash Player; una tecnología usada por el 80% de los usuarios de la plataforma de vídeos. Poco después, llegaría la pérdida de terreno en los minijuegos.

Flash Player: una muerte anunciada

Conscientes de que tenían un producto imposible de revivir, en 2017 Adobe puso fecha a la desaparición de Flash Player; si bien el uso actual de Flash es poco menos que testimonial. Desde hace años los navegadores no soportan elementos en Flash; incluso el navegador Microsoft Edge tiene bloqueado este tipo de tecnología y Chrome pone alguna que otra traba (fácilmente superable) a todo aquello que lleve consigo esta tecnología.

El día elegido es el próximo 31 de diciembre de 2020. Aunque lo cierto es que casi nadie se dará cuenta de que Flash Player se irá, porque ya casi nadie lo usa. Y quien lo recuerda, siempre lo hace por aquello de que ‘cualquier tiempo pasado nos parece mejor’.