944 063 154

Elige un cluster para asegurar la disponibilidad de tu proyecto

Publicado enSistemas TI en julio 15, 2020 10:00 am

En nuestro día a día es muy habitual hablar sobre clusters, balanceo de carga, plataformas en alta disponibilidad… pero tan habitual es también que las personas no técnicas no sepan de qué estamos hablando. Para que los términos técnicos sean un poquito más accesibles a todo el mundo, en este artículo vamos a explicar qué es un cluster, cómo funciona y los proyectos en los que puedes optar por esta forma de alojamiento web.

¿Qué es un cluster?

Un cluster web, servidor cluster, plataforma cluster o en alta disponibilidad… es una plataforma compuesta por varios servidores independientes que funcionan como si fuesen uno solo; ya que comparten entre todos los recursos de hardware y software contratados. Para que esto suceda, todos ellos están unidos entre sí mediante una red de alta velocidad que reduce al mínimo la latencia en el intercambio de información entre los diferentes servidores.

Esta configuración de la plataforma cluster permite que, si alguno de estos servidores independientes fallara, el resto asumirán su carga para seguir ofreciendo el mismo servicio. Así, el conjunto de servidores trabaja como un equipo, en el que si alguno de los componentes (servidores en este caso) tiene un problema el resto le ayuda a que el trabajo salga adelante (operatividad del servicio). A la acción de repartir la carga de trabajo entre los diferentes servidores que forman parte de la infraestructura se denomina balanceo de carga. Y al hecho de que un servicio esté siempre operativo, se le denomina disponibilidad; que está siempre disponible, vaya. Dos de los términos más utilizados en el mundo del hosting.

A esto habría que añadir la protección ante ataques DDoS, ya que este tipo de plataformas soportan mejor los ciberataques. Un ataque DDoS se basa en enviar un gran número de peticiones simultaneas a un servidor de forma que colapse; dejando de funcionar e interrumpiéndose el servicio. En un cluster, gracias al balanceo de carga, si se produjera este tipo de ataque el resto de servidores se encargarían de responder a las peticiones de los usuarios hasta que el servidor afectado pueda recuperar su actividad.

¿Qué clusters existen?

Como en cualquier otro servicio, en función de las necesidades del proyecto se distinguen varios tipos de plataformas en alta disponibilidad. En cualquier caso casi todas las arquitecturas tienen una misma configuración inicial.

  • Cluster en la nube. Las plataformas en la nube además de ser mucho más rápidas de configurar permiten una mayor personalización a las necesidades, ya que como cualquier otro servicio cloud no están limitados por hardware. Así en caso de que hubiera que ampliar el cluster, esta acción apenas lleva unos minutos y, según las características, sin tener que interrumpir el servicio.
  • Cluster en servidores dedicados. Un cluster a partir de servidores dedicados, aunque puede adaptarse igualmente a las necesidades del proyecto, depende del hardware que compone la plataforma. A la hora de ampliar el cluster, es decir añadir una máquina física nueva, es necesario reiniciar el servicio para adaptarlo a la nueva configuración.
  • Plataformas de alto rendimiento. Una plataforma cluster caracterizada por su gran potencia de CPU y velocidad y escritura en disco. Este tipo de plataformas están siempre equipadas con discos SSD que reducen la latencia y permiten un procesamiento más eficiente de los datos.
  • Plataformas de alta disponibilidad. Es el tipo de cluster web más común y el más indicado para la gran mayoría de los proyectos. Por su configuración garantiza la operatividad del servicio en caso de fallo en algún servidor.
  • Cluster de alta eficiencia. Para proyectos que procesan gran cantidad de datos y en las que se llevan a cabo muchas tareas de formas simultánea.

¿En qué tipo de proyectos se recomienda?

Aunque parezca que los cluster sean una novedad en cuanto a alojamiento web, lo cierto es que entre los pioneros en el uso de cluster se encuentran ARPANET o IBM en los años 70. Después, llegados los 90 este tipo de plataformas se popularización en servicios masivos como MSN, Hotmail… hasta llegar a Google y todas sus aplicaciones.

Los clusters aportan grandes ventajas también tienen algunos inconvenientes. Por ejemplo, a pesar de que la infraestructura cluster puede utilizarse en cualquier proyecto, se recomienda en casos de proyectos muy grandes, que requieran de gran disponibilidad y en los que deba garantizarse el mejor rendimiento; ya que el coste mensual de un cluster es mucho más elevado que el de un servidor cloud o una plataforma en la nube con menos requerimientos. No es solo una cuestión de recursos, sino que también influye el mantenimiento de toda la infraestructura y la configuración; algo que además de recursos de software y hardware requieren de la intervención de personal técnico cualificado.

Si estás pensando en optar por un cluster para el alojamiento de tu proyecto web y tienes dudas, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a resolverlas. De esta forma podrás tomar la mejor decisión en relación al alojamiento de tu proyecto.