944 063 154

Blog

¿Por qué, aunque estén relacionados, internet y el ciberespacio no son lo mismo?

Publicado enGeneral en agosto 16, 2018 10:00 am

Un día de julio de 1984 se utilizó por primera vez el término ciberespacio. Un concepto muy relacionado con internet y que muchos utilizan como si fuesen sinónimos. Es cierto que uno no puede entenderse sin el otro; pero por muy relacionados que estén, no pueden utilizarse de forma análoga.

El origen del prefijo ciber

La gran mayoría de las palabras que usamos para referirnos a cosas de internet, o que suceden en la red, empiezan con el prefijo ciber. Prueba de ello son algunas de las palabras que empleamos prácticamente todos los días; como ciberseguridad o ciberataque. Y, como la mayoría de los términos del lenguaje español, tienen su origen en el griego, y posteriormente en el latín.

Del griego original cuyo significado estaba relacionado con la habilidad para pilotar barcos; en los años 40 empezó a relacionarse con la comunicación. Concretamente Norbert Wiener acuñó el término cibernética para referirse a la ciencia que estudia las similitudes entre los sistemas de control y las formas de comunicarse de los seres vivos y las máquinas. Pero, para relacionarlo con internet, habrían de pasar otros cuarenta años.

El ciberespacio del ciberpunk

En 1984 aparece por vez primera la palabra ciberespacio en una novela de William Gibson: Neuromante. Una obra ciberpunk protagonizada por un héroe que quiere volver al mundo online del que fue expulsado. Aquí, el ciberespacio supone un espacio virtual creado por las redes informáticas. Algo que no es físico, sino un concepto utilizado para ubicar las cosas que se llevan a cabo en entidades intangibles. Y es aquí donde se produce la primera relación entre ciberespacio e internet.

Si internet es un conjunto descentralizado de redes de comunicación a través de protocolos; el ciberespacio es el lugar en el que se producen las comunicaciones de internet. Por ejemplo, cuando hablamos de hackeo, este ataque no se produce en un espacio físico determinado, se produce en el ciberespacio. Es decir, de la idea original de Gibson, hemos llegado a un híbrido entre lo real y lo virtual. Tomamos decisiones en un lugar indeterminado de internet y las consecuencias de nuestras acciones tienen influencia directa en la vida real.

Esto se debe a que el ciberespacio se construye mediante intercambios de información. Es un espacio en el que se produce la comunicación y también es el medio que posibilita el intercambio de comunicación. De ahí que haya quienes confundan ambos conceptos y consideren que internet y el ciberespacio son lo mismo.

Dentro de la red

De no haber existido internet, tampoco hubiera existido el ciberespacio; entendido como el lugar en el que situamos las cosas que suceden en la red. De no haber existido ninguno de los dos, tampoco hubiera sido posible crear un sistema social a partir de una base tecnológica; donde la evolución a nivel social está condicionada por las posibilidades técnicas. Por lo que, a medida que progrese la tecnología, será posible mejorar las relaciones sociales del ciberespacio.

Quién iba a pensar que algunas de las acciones cotidianas que antes únicamente podíamos realizar de forma física, ahora tienen lugar en el ciberespacio. Ya no es necesario desplazarse hasta un supermercado para hacer la compra, ni siquiera es necesario salir de casa. Comprar por internet utilizando un ordenador o un dispositivo móvil se ha convertido en toda una realidad gracias a internet y al ciberespacio.