944 063 154

Blog

Categoría: Servidores cloud

¿Por qué es necesario almacenar los backups en un espacio externo?

Publicado enServidores cloud en octubre 9, 2019 10:00 am

¿Te imaginas que ocurriera algún problema en tu servidor cloud y necesitaras restaurar el último backup? ¿Qué ocurriría si almacenaras todas tus copias de seguridad en el propio servidor? ¿Y si fueses a restaurar una copia de seguridad y descubrieras que no está actualizada? Para evitar cualquier problema, todos nuestros planes cloud incluyen la deslocalización del backup; el almacenamiento de las copias de seguridad en un espacio independiente para garantizar su disponibilidad.

¿Qué es la deslocalización del backup?

La deslocalización de las copias de seguridad no es más que el almacenamiento de los backups en una ubicación diferente; es decir, fuera del servidor cloud. De esta forma se garantiza que, aunque ocurra un problema en el servidor, ya sea el borrado accidental de la información, las consecuencias de una tormenta o cualquier otro fenómeno meteorológico, incluso un ciberataque, toda la información esté a buen recaudo. Sin la deslocalización del backup al perderse los datos del servidor, se perderían también las copias de seguridad, haciendo imposible restablecer el servicio.

Por ello, al contratar cualquiera de nuestros planes cloud se contrata también un espacio dedicado al almacenamiento de copias de seguridad. Dos alojamientos independientes, pero muy relacionados, que permiten asegurar toda la información que se encuentra en el servidor cloud. Aunque cada uno de estos espacios tenga una función diferente, necesariamente van de la mano; ya que el almacenamiento para backups no tiene sentido sin el espacio en disco y éste último puede estar en riesgo sin un espacio en el que almacenar las copias de seguridad. Por ello, a medida que aumenta el consumo de espacio en disco del servidor cloud, será necesario ampliar el almacenamiento correspondiente a las copias de seguridad.

¿Por qué es necesario un espacio para copias de seguridad?

A pesar de las múltiples ventajas de la tecnología cloud, como la redundancia o la alta disponibilidad, existen imprevistos que no hay nube que los arregle. Por mucho que un servidor en la nube tenga la capacidad de trasladar la información que contiene a otro alojamiento de similares características dentro de la misma plataforma, hay ocasiones en las que esto puede no ser suficiente. Por ejemplo, en el caso del borrado accidental de la información, al no producirse un fallo como tal en el servidor, la única forma de recuperar ese contenido será restaurando el último backup.

Para que sea posible reponerse de cualquier imprevisto es necesario contar con un espacio en el que almacenar las copias de seguridad; un espacio independiente para garantizar la deslocalización del backup. Además del espacio, hay que mantener las copias de seguridad actualizadas para evitar sustos cuando haya que restaurarlas. No sería la primera vez, ni lamentablemente la última, que los backup no están actualizados y se pierden días, o incluso meses, de datos y trabajo. Cantidades de información entre las que no solo se encuentran los datos de la compañía, sino también de todos sus clientes.

Confíanos tus copias de seguridad

En Linube cuidamos al máximo los datos de cada uno de nuestros clientes. Somos conscientes de la importancia de realizar copias de seguridad y de la deslocalización del backup. De ahí que nuestros servidores cloud vayan unidos a un almacenamiento para copias de seguridad. Pero, si además del espacio para backup, contratas alguno de nuestros servicios de administración de sistemas estarás dejando en las mejores manos tus copias de seguridad.

Con la intención de ponértelo fácil nos encargamos de realizar tus copias de seguridad. Tanto backups completos, coomo de la base de datos, para que la información siempre esté actualizada. Así se evita que un despiste te deje sin backups; igualmente si se trata de falta de espacio en el almacenamiento para copias de seguridad, te notificaremos con tiempo para que puedas ampliar este espacio.
El almacenamiento para copias de seguridad es la pareja perfecta de tu servidor cloud. Un dúo que, si quieres tener la tranquilidad de que toda tu información está protegida, no deberías separar.

Conoce el consumo de tu servidor con las nuevas gráficas de monitorización

Publicado enServidores cloud en septiembre 4, 2019 10:00 am

La monitorización proactiva es una de las características principales de nuestros servicios de administración de sistemas. Pero, el hecho de que nos encarguemos de vigilar el estado en el que se encuentra tu servidor cloud para adelantarnos a gran parte de los futuros problemas, no significa que no puedas comprobar por ti mismo el estado en el que se encuentra tu máquina. Por ello, hemos mejorado las gráficas de monitorización para ofrecerte más información del servidor cloud de una forma más sencilla.

Más datos, más fácil

Detrás de cada servidor cloud hay una gran cantidad de información: datos económicos, información concreta sobre el consumo del servidor, el estado del servicio, cuánto espacio queda para almacenar backups… Para que conocer todos estos datos, y entenderlos, sea más sencillo desde el área de cliente puedes acceder a las gráficas de monitorización de tu servidor y más información relacionada con tu alojamiento. Ten en cuenta que estos datos solo están disponibles en el caso de los servidores con administración de sistemas.

Mediante la opción ‘ver detalles’ de tu servidor puedes comprobar de un solo vistazo que todo en tu servidor cloud funciona de forma correcta. Además, de conocer el estado del servidor, también puedes conocer el tiempo que lleva encendido, la dirección IP o el periodo de facturación. Asimismo, puedes ver la configuración del alojamiento y los servicios adicionales, como el tipo de servicio de administración de sistemas que tengas contratado, si dispones o no de mantenimiento de WordPress o si cuentas con licencia Plesk; además de consultar el estado en el que se encuentra el espacio para copias de seguridad.

Interpretando las gráficas de monitorización

Sin duda el principal cambio son las nuevas gráficas de monitorización. Una serie de tablas que aportan datos precisos sobre el uso de cada uno de los recursos contratados. Además, muestra el estado en tiempo real de los diferentes servicios instalados en el servidor.

  • CPU. La CPU, o core, es uno de los aspectos esenciales de la monitorización, ya que cada una de las acciones que se producen en el servidor consumen CPU. Expresado en porcentaje, puede que algunos procesos aumenten puntualmente la carga de CPU. Un consumo elevado durante un periodo prologado indica que los recursos de la máquina no son suficientes para la ejecución de los procesos y puede afectar al funcionamiento de la máquina.
  • RAM. Es la memoria con la que cuenta el servidor y que es fundamental para atender las peticiones de los usuarios, de ahí que sea otro de los aspectos esenciales en las gráficas de monitorización. A diferencia de la CPU, es normal que el consumo de RAM se mantenga de forma prolongada. Estos niveles suelen estar relacionados con la necesidad de ampliar los recursos, aunque también pueden deberse a la mala configuración de alguno de los servicios o aplicaciones.
  • Disco. Indica el espacio total de almacenamiento con el que cuenta el servidor cloud. En el disco se almacenarán los archivos de la web, o webs, almacenadas en el servidor, los buzones de correo, las bases de datos… cualquier elemento que dependa o posibilite el funcionamiento del servidor. En Linube recomendamos dejar siempre un 20% de la capacidad del disco libre para poder ejecutar los backups y garantizar el correcto funcionamiento del servidor.
  • Ancho de banda de banda de entrada y salida. Es la cantidad de datos que se transmiten por segundo desde y hacia el servidor. Para calcular estos niveles recurrimos a la fórmula del percentil 95. En los momentos en que el consumo de ancho de banda es más elevado es posible que la velocidad del sitio web se resienta y que la página tarde más en responder.
  • Transferencia mensual. El volumen total de datos contratados que se pueden transferir en un mes. Aquí se tiene en cuenta tanto el tráfico del sitio web, como cualquier servicio instalado en el servidor.
  • Espacio para backups. Para garantizar la disponibilidad de las copias de seguridad, los backup se almacenan en un espacio independiente y externo al servidor. Con estas nuevas gráficas de monitorización podrás saber en cualquier momento qué servicios ocupan más espacio, cuánto pesa cada copia de seguridad y la periodicidad con la que se actualizan.

En mejora continua

Hace unos meses os presentábamos una forma más sencilla de apagar, reiniciar o forzar el apagado de un servidor no administrado. En esta ocasión, la mejora está orientada a los servidores administrados. Junto a las gráficas de monitorización podrás comprobar el estado en el que se encuentran cada uno de los servicios instalados en el servidor. Además de las URLs monitorizadas y el tiempo de respuesta de dichas direcciones. Para hacerlo más visual, hemos recurrido a tres colores; verde cuando el estado del servicio es correcto, amarillo para los avisos y rojo para alertar de los errores. Con las nuestras nuevas gráficas de monitorización podrás conocer de primera mano, y de la forma más transparente, el consumo de recursos de tu servidor y del almacenamiento para backups.

Seguimos trabajando para ser lo más transparentes posible. Por ello, a partir de ahora cada vez que se produzca alguna incidencia en cualquiera de tus servicios contratados aparecerá una notificación en la ventana de inicio del área de cliente. Así, podrás saber en todo momento de qué se trata con tan solo iniciar sesión en tu panel de cliente. En cualquier caso, también te notificaremos por email del estado de la incidencia y del restablecimiento del servicio.

En Linube no solo tratamos de mejorar nuestros servicios a nivel técnico. Queremos que tú seas testigo de cada una de estas mejoras y puedas beneficiarte de ellas.

Fog computing, la tecnología que hace más accesible el cloud

Publicado enServidores cloud en agosto 1, 2019 10:00 am

Cuando ya habíamos empezado a familiarizarnos con el cloud computing, aparece un nuevo término informático-meteorológico en nuestras vidas: el fog computing. Aunque a decir verdad el término, y el concepto, llevan ya algún tiempo en nuestro día a día. Cosa bien diferente es que esté ganando protagonismo en los últimos tiempos.

La niebla informática

En un primer momento podría parecer el nombre de una novela de terror, pero pensándolo bien el término acaba por cobrar mucho sentido. Más o menos lo mismo que pasó la primera vez que nos enfrentamos a aquello de la computación en la nube.

Así, si las nubes son un conjunto de minúsculas gotas de agua que se encuentran muy por encima de nuestras cabezas; la niebla serían esas mismas gotas flotando mucho más cerca del suelo. De la misma manera, la tecnología cloud puede parecer algo remoto e inalcanzable mientras que el fog computing está más cerca de nosotros. Podríamos decir que se trata de una extensión del cloud pero con una serie de características que le diferencian de un servicio superior y sin el que el fog computing no tiene sentido.

¿Qué es el fog computing?

También llamado edge computing porque tiene lugar al borde de la red, la tecnología en la niebla se ocupa del procesamiento de los datos en el limbo que separa los dispositivos de la nube. Una especie de niebla tecnológica que se encarga de unir nuestros dispositivos inteligentes con el espacio en la nube en el que se almacenará esa información.

Con la aparición del internet de las cosas y con el constante crecimiento de dispositivos conectados, cada vez se generan más y más datos. Una información que deberá enviarse a la nube para ser almacenada, algo que aumenta el consumo de datos y el ancho de banda del dispositivo. Para evitar un excesivo consumo de recursos entra en juego el fog computing. Una tecnología que, simplificándolo al máximo, viene a ser el intermediario entre nuestros dispositivos y la nube.

Si cada vez que generamos datos tuvieran que enviarse directamente a la nube, los dispositivos funcionarían más lentos. Gracias al fog computing, la información se procesa en el propio dispositivo, se cifra y se envía a modo de resumen a nuestro espacio en la nube. Haciendo que los dispositivos tengan un rendimiento mayor y consuman solo los recursos necesarios, además de acercar el cloud de una forma más eficiente según las características del dispositivo.

Por ejemplo, si los equipos de domótica que equipan algunos hogares tuvieran que enviar constantemente los datos a la nube, el simple hecho de intentar apagar una luz llevaría unos cuantos segundos de más. En cambio, con el fog computing en lugar de enviarse directamente cada una de las peticiones, se envía un resumen de las mismas. Esto hace que prácticamente al enviar la orden, la luz que hemos seleccionado se apague; además de evitar que los procesos tengan que realizarse dos veces.

Puntos positivos

De alguna manera el fog computing propone una solución a los problemas relacionados con la implantación del internet de las cosas. Con esta tecnología se consigue reducir el tráfico entre los dispositivos inteligentes y el almacenamiento en la nube a la vez que se ahorra en costes. Al enviarse menos información y ya procesada, tanto el tamaño del archivo como el número de envíos es menor haciendo que se reduzca el consumo de datos; además de evitarse la formación de cuellos de botella.

Asimismo, consigue solventar uno de las principales inseguridades que la tecnología cloud despierta en los usuarios: el control sobre los datos. Así, el fog computing otorga al usuario un control más visible sobre la información que el mismo genera. Puesto que todos los datos se originan en los dispositivos y se procesan de forma local, el usuario percibe un mayor control sobre sus datos; aunque en la nube también obtenga el dominio total, por la intangibilidad de la tecnología parece algo más lejano e incierto.

Pero sin duda el punto más fuerte del fog computing respecto al cloud es la posibilidad de funcionamiento offline. Mientras que la tecnología en la nube requiere de una conexión entre dispositivos y el almacenamiento para funcionar, el fog computing es capaz de seguir almacenando información incluso si no ha sido posible establecer una conexión. Cuando vuelva a producirse la conexión, el dispositivo enviará los datos ya tratados al espacio en la nube.

Lo gris del fog computing

Procesar los datos al borde de la red, aunque se esté en interacción con el cloud, también tiene su lado malo. Por ejemplo, es mucho más sencillo manipular o alterar un dispositivo para acceder a sus datos que hacerlo en un Centro de Datos en la nube. Del mismo modo durante el envío de los datos del dispositivo a al almacenamiento cloud hay más probabilidades de que se produzcan ataques de intermediario; es decir, cuando alguien no autorizado intenta acceder a la información durante la transmisión.

También hay que considerar que el fog computing al depender de un dispositivo físico no está redundado. Lo que quiere decir que en caso de que el dispositivo principal sufra cualquier daño, la información podría perderse. O al menos sí lo haría la conexión con el almacenamiento cloud, hasta que el dispositivo emisor pueda ser restaurado. Algo que va directamente relacionado con una mayor necesidad de mantenimiento como consecuencia de la descentralización de los datos; es decir, al no encontrarse todo almacenado en la nube.

En relación al procesamiento de los datos, como únicamente se envía a la nube un resumen de la información, se reduce la visibilidad de lo que realmente sucede. Así, en el caso de que necesitáramos acceder a los datos en bruto, no sería posible más que obtener un resumen de ello.

Aunque algunos caigan en el error de considerar el fog computing como una tecnología alternativa al cloud, el primero nunca podrá ser sin el segundo. Es decir, el fog computing tiene como objetivo maximizar los beneficios de la tecnología en la nube y acercársela al usuario.

Servidor cloud y VPS, ¿sabes diferenciar estos servicios?

Publicado enServidores cloud en abril 3, 2019 10:00 am

Considerar que un servidor cloud es lo mismo que un VPS es mucho más habitual de lo que pueda parecer. Y es que, aunque servidor cloud y VPS compartan el componente virtual; lo cierto es que como servicios no tienen nada que ver. Así, mientras que un VPS es el antecedente directo de un servidor cloud, éste último es un servicio muy superior al VPS.

¿Qué es un VPS?

No es la primera vez que intentamos definir conceptos informáticos de la forma menos técnica posible. De hecho, si llevas mucho tiempo por aquí es posible que recuerdes nuestras explicaciones acerca del funcionamiento de, precisamente, un VPS desde el punto de vista de una granja y desde el futbolero.

Un servidor virtual privado o VPS (Virtual Private Server) es el resultado de dividir un servidor físico en diferentes servidores a través de técnicas de virtualización. De esta forma, cada VPS funciona como un servidor independiente que funciona bajo su propio sistema operativo y que puede ser apagado o reiniciado sin afectar a los VPS vecinos. Igualmente, la virtualización permite que en cada VPS el cliente pueda instalar los servicios que quiera en su servidor.

La principal desventaja de un VPS es que, a pesar de su componente virtual, sigue teniendo dependencia de una máquina física. Es decir, el VPS no puede crecer más allá de los recursos con los que cuenta la máquina virtual en la que se aloja; unos recursos que, además, son compartidos entre todos los VPS que se encuentran dentro de la máquina física. Por ello, si se necesita mayor espacio, la única solución es contratar un segundo VPS; al no ser posible escalar los recursos más allá de la capacidad de hardware. Además, esa dependencia de una máquina física hace que, en fallos de hardware, el servicio no se restablecerá hasta que el componente afectado haya sido sustituido.

¿Qué es un servidor cloud?

Si por algo se caracteriza la tecnología cloud es por su abstracción de hardware y es esta característica la que convierte a un servidor cloud en un servicio superior a un VPS. La abstracción de hardware es una propiedad de la tecnología cloud que permite a los servidores cloud separarse por completo de las máquinas físicas que los contienen. Es decir, el servidor no se encuentra alojado en una única máquina, sino que los recursos que componen dicho servidor cloud se encuentran repartidos por toda la plataforma.

En este sentido, crear un nuevo servidor cloud supone coger de la plataforma la cantidad de recursos (RAM, espacio en disco y procesadores) que sean necesarios para la configuración del alojamiento. Esta posibilidad de crear servidores cloud sin limitaciones de espacio es la que permite la escalabilidad infinita e inmediata de un servidor cloud; además de garantizar la máxima disponibilidad del servicio.

Al no depender de una máquina física, en caso de que se produjera un fallo de hardware en cualquier componente de la plataforma cloud, la operatividad del servidor no se vería afectada. En una situación así, al estar todos los componentes de la plataforma redundados, se buscará otro nodo al que conectarse para seguir proveyendo el servicio de forma ininterrumpida.

Servidor cloud y VPS: similitudes

Por sus características comunes, es frecuente confundir un servidor cloud con un VPS. Entre las sus similitudes encontramos:

  • Servicio virtualizado. En ambos casos se trata de un servidor configurado a partir de técnicas de virtualización. Esto permite disfrutar de todas las ventajas de un servidor dedicado en un entorno virtualizado.
  • Servidor independiente. Tanto en el caso de un servidor cloud, como de un VPS, estamos hablando de servicios independientes en los que cada cliente puede instalar los servicios que quiera; sin importar qué hacen el resto de servidores con los que se comparte espacio.
  • Recursos asignados. Servidor cloud y VPS cuentan con una serie de recursos de los que únicamente el cliente puede beneficiarse.

¿En qué se diferencian?

  • Existen algunos aspectos que nos permiten diferenciar servidor cloud y VPS:
    Tolerancia a fallos de hardware. Mientras que un servidor cloud es tolerante a fallos de hardware, un VPS no. Esto supone que ante un problema en alguno de los componentes que forman parte del servidor cloud, éste seguirá funcionando; no así un VPS. Al servidor cloud le bastará con conectarse a otro nodo para continuar operativo; un VPS requerirá del reemplazo o arreglo del elemento dañado.
  • Aumento o reducción de recursos. La configuración de un servidor cloud puede adaptarse en cuestión de minutos y sin tener que reiniciar el servidor cloud, además de crecer de manera infinita. En cambio, un VPS está condicionado por la capacidad del servidor físico; por lo que no podrá crecer más allá de los recursos de la máquina. Para aumentar la capacidad de un VPS será necesario migrar el contenido del servidor a otro VPS con mayores recursos.
  • Variaciones de rendimiento. En relación al rendimiento, los VPS sufren del mismo problema que el hosting compartido. Aunque el VPS supone un servicio individualizado, no deja de compartirse máquina física con otros vecinos. Por ello, las acciones del resto de usuarios pueden influir en el rendimiento del VPS. En cambio, en el caso de un servidor cloud el rendimiento nunca se verá afectado, a pesar de que se comparta plataforma con un gran número de usuarios.

¿Cuál escoger?

Como cualquier otro servicio, la idoneidad de uno u otro depende de las características y las necesidades de cada proyecto. En el caso de proyectos nuevos de los que aún no se sabe cuál será su recorrido, cualquiera de las dos opciones puede ser válida. Eso sí, es necesario tener en cuenta que las posibilidades de aumento de los recursos en un VPS son finitas, lo que no ocurre con un servidor cloud.

Si dudas entre servidor cloud y VPS, nuestra recomendación es que te quedes con un servidor cloud. Ya no solo por el qué pasará con tu nuevo proyecto; sino por la total disponibilidad del servicio que garantiza la tecnología cloud. Poder garantizar la operatividad de un sitio web es fundamental en estos días en los que casi todo se lleva a cabo a través de internet.

Nextcloud, almacenamiento para tener un Dropbox privado

Publicado enServidores cloud en enero 30, 2019 10:00 am

En una época en la que estamos continuamente generando contenido, es casi una obligación almacenarlo en la nube. De esta forma, en el caso de que cambies de dispositivos puedes volver a disponer de todos tus archivos, imágenes o agenda de contactos. Aunque esto puedes hacerlo con servicios como Dropbox o Google Drive; en Linube contamos con una solución mucho más segura y, sobre todo, privada: Nextcloud.

¿Qué es Nextcloud?

Es un servicio de alojamiento de archivos en la nube, una especie de Dropbox privado en el que puedes guardar toda la información que consideres con la seguridad de que nadie puede acceder a ella. Las empresas que ofrecen este tipo de servicios de forma gratuita no permiten conocer dónde se encuentra almacenada nuestra información ni garantizan que únicamente nosotros tenemos acceso a ella. Así como, no podemos sabemos con total seguridad qué es lo que pasa con nuestros ficheros.

Un software de código abierto que devuelve al usuario el control total de sus datos. Con su alto nivel de privacidad y seguridad, Nextcloud te permite decidir qué haces con tus archivos y saber dónde se encuentran guardados. Además, te permite sincronizar la información entre todos los dispositivos, de forma que puedas consultar los archivos de tu almacenamiento Nextcloud desde cualquier dispositivo o lugar a través de su interfaz web.

¿Por qué contratar una nube privada?

Nextcloud proporciona una potente encriptación para que tus archivos estén a salvo. Un cifrado de extremo a extremo que asegura que nadie que no haya sido autorizado pueda acceder a la información durante la transmisión ni en el tiempo que los datos permanecen almacenados en el servidor Nextcloud. Esto permite que si alguien consiguiera hacerse con los datos, no pudiera leerlos; obtendría una serie de caracteres sin sentido sin ningún tipo de validez. Para aumentar aún más la seguridad de la información, es posible instalar en el alojamiento Nextcloud un certificado SSL, ya sea de pago o un Let’s Encrypt gratuito.

Además de la seguridad y la privacidad, el uso de Nextcloud tiene otras muchas ventajas. Entre ellas se encuentra la capacidad para almacenar archivos donde el límite lo estableces tú; en lugar de tener que ajustarte al espacio disponible en la cuenta. Así, mientras que en un servicio gratuito tu capacidad está limitada, en el caso de Nextcloud el límite lo pone tu disco duro. Un recurso que puedes aumentar en solo unos segundos a medida que necesites un mayor espacio para tus datos.

Múltiples funcionalidades

Nextcloud no solo sirve para almacenar documentos, imágenes o cualquier otro tipo de archivo; el software incorpora diferentes aplicaciones para aumentar sus funcionalidades. Entre las infinitas posibilidades que ofrece Nextcloud destacamos las siguientes:

  • Sincroniza tu agenda. La aplicación cuenta con su propio calendario para que puedas anotar tus citas, reuniones o compromisos. Cada vez que añadas un nuevo evento podrás editarlo o consultarlo desde cualquiera de los dispositivos vinculados a tu servidor Nextcloud.
  • Decide qué compartes y con quién. Si eres el administrador, puedes otorgar permisos para acceder a la aplicación y decidir qué funciones puede desempeñar cada usuario. En cualquier caso, siempre puedes elegir qué quieres compartir y con quién hacerlo de una forma segura.
  • Crea o editar documentos en línea. Nextcloud es compatible con Collabora Online, una suite de código abierto que permite trabajar de forma conjunta. Con esta aplicación, además de facilitar la creación o edición de documentos entre los usuarios autorizados en el servidor Nextcloud, puedes compartir un enlace público con quien quieras para que también edite el documento.
  • Clasifica tus imágenes. Puedes crear las galerías de imágenes que quieras y compartirlas a través de un enlace público. Con un servidor Nextcloud gestionar todas tus imágenes es mucho más fácil.
  • Llamadas de audio y vídeo. Nextcloud cuenta con una aplicación que te permite realizar llamadas de audio, vídeo o intercambio de mensajes de texto de forma segura y cifrada, incluso protegiéndolos con contraseña. Como alternativa a Hangouts o Skype, Nextcloud posibilita chatear en tiempo real con quien quieras.
  • Marcadores del navegador. Es habitual que cuando navegas por internet guardes algunos sitios como favoritos. Para que puedes consultar las webs que marcas desde cualquier dispositivo, Nextcloud dispone de una aplicación que te permite sincronizar los marcadores.

Las novedades de Nextcloud 15

La última versión de Nextcloud incluye novedades que harán que tu nube privada sea aún más segura. Nextcloud 15 incluye una nueva generación de autenticación en dos pasos; donde el administrador puede establecer verificaciones de forma global o en un grupo de usuarios. Además, los administradores del sistema podrán utilizar códigos de un solo uso cuando el segundo factor no esté disponible. Dejarán de enviarse códigos al teléfono como segundo factor de autenticación para servir como método de aprobación de un inicio de sesión.

La base de Nextcloud es compartir archivos en línea; y en la última versión se le otorga una atención especial a este asunto. Con la versión número 15 el número de links que se pueden compartir será ilimitado; se podrán compartir documentos de solo lectura y se mejora la integración con grupos de carpetas.

Si bien la seguridad es una de las prioridades del sistema de almacenamiento en línea, también se han introducido mejoras en la interfaz de usuario. Una serie de cambios que hacen que utilizar la aplicación sea mucho más intuitivo. Además, han conseguido aumentar la velocidad de carga reduciendo el número de peticiones al servidor; un cambio que acabará extendiéndose de manera gradual a todos los servicios de la aplicación.

Además, desde esta actualización es posible crear una red social basada en Mastodon dentro del alojamiento privado. Una forma de mejorar la comunicación interna de una compañía y promover la colaboración entre todos los trabajadores de la empresa.

Si quieres asegurarte de que tus datos están siempre bajo tu control y en un lugar seguro, necesitas un servidor Nextcloud. La tranquilidad de saber en todo momento dónde está tu información y poder otorgar el acceso a la misma solo a quien tú elijas, no tiene precio.

Almacena copias de seguridad en la nube con Cloud Backup

Publicado enServidores cloud en enero 16, 2019 10:00 am

El mayor activo de una empresa son sus datos, por lo que disponer de copias de seguridad es fundamental. Así, en caso de que ocurra algún incidente que provoque la pérdida de la información, puedes volver a disponer de todos tus datos. En Linube queremos ayudarte a que tus copias de respaldo estén en el mejor lugar. Por ello, lanzamos un nuevo servicio: Cloud Backup, pensado exclusivamente para el almacenamiento de copias de seguridad.

¿Qué es Cloud Backup?

Cloud Backup es un servicio de copias de seguridad en la nube que te permite disponer de un backup adicional de toda la información de tu compañía. Una forma de contar con una copia de respaldo que puede actualizarse de manera automática; para que en caso de que tú te olvides de actualizar tu backup, el sistema lo haga por ti.

Con independencia del tamaño de la empresa, este servicio evita que perder las copias de seguridad pueda suponer el fin de una compañía. No sería la primera vez, ni lamentablemente la última, que un negocio tiene que cerrar por haber perdido información valiosa. Y acordarse de las copias de seguridad cuando ya era demasiado tarde. Para evitar que tu empresa pueda verse en una situación de este tipo añadimos a nuestros servicios Cloud Backup. La plataforma de backups será tu mejor aliada si tienes que activar un plan de emergencia por haber sido víctima de un ciberataque. También si los discos físicos en los que almacenabas tus copias de seguridad han dejado de funcionar.

La regla 3-2-1 backups

Para garantizar siempre la disponibilidad de tus copias de seguridad es aconsejable seguir la regla 3-2-1 de backup. Una estrategia que posibilita contar siempre con una copia de seguridad para salir airoso de situaciones críticas. Para ello necesitas:

  • 3 copias de seguridad. Cuantas más copias de seguridad tengas, menores serán las posibilidades de perderlo todo. Como mínimo se recomienda contar con dos copias de seguridad; pero si añades una tercera estarás mucho más protegido ante la adversidad. Y, si cada una de las copias de respaldo se encuentran en distintas ubicaciones físicas, aún mejor. De esta forma el riesgo se dispersa, es decir, las probabilidades de que todas las copias de seguridad se pierdan corrompan es inversamente proporcional al número de backups que tengamos.
  • 2 soportes diferentes. Aunque a mayor número de backups, menores serán las posibilidades de pérdida; de nada servirá tener muchas copias de seguridad si todas se encuentran en el mismo soporte o en el mismo tipo de dispositivo. Lo que quiere decir que, además de tener más de dos copias de seguridad, deberás almacenarlas en soportes diferentes; un disco duro y un USB, CDs o DVDs y discos duros… Así se evita que los backups puedan perderse como consecuencia del mismo fallo de hardware o si el dispositivo se daña.
  • 1 copia offsite. Al igual que es necesario que las copias de seguridad se encuentren en diferentes dispositivos, es fundamental que se encuentren físicamente distantes. Separando los backups se reducen aún más las posibilidades de pérdida como consecuencia de desastre natural o robo físico que las contienen. Aquí es donde entra en juego el Cloud Backup; la mejor alternativa a los dispositivos físicos ya que permite multiplicar las opciones de disponibilidad de la información.

0 errores en entornos virtuales

Con Cloud Backup añadimos un nuevo elemento a la regla 3-2-1 del backup: 0 errores durante la verificación de la copia de seguridad. Esto es, el sistema garantiza que no se producirán errores que puedan dañar la copia de respaldo al comprobar que el backup es recuperable.

Si quieres disponer siempre de una copia de seguridad de todos tus datos, no cabe duda de que necesitas Cloud Backup. Un servicio de copias de seguridad te ahorrará más de un susto y te dará la tranquilidad de saber que sigues una buena estrategia de copias de respaldo.

Gestionar tu servidor cloud es más fácil que nunca

Publicado enServidores cloud en octubre 15, 2018 10:00 am

Queremos ofrecerte siempre lo mejor. Por eso, y porque sabemos que gestionar un servidor cloud no es nada fácil, hemos añadido una nueva funcionalidad. A partir de ahora, en los detalles del servidor en el área de cliente, dispones de tres nuevos botones del servidor. Con ellos podrás apagar, reiniciar o forzar el apagado de tu servidor cloud de una forma más sencilla.

Nuevos botones del servidor

Con estos botones del servidor aplicar los cambios realizados en el alojamiento después de una intervención será mucho más sencillo. Tanto si se trata de una tarea de actualización del servidor, como si es de mejora, será más fácil.

  • Reiniciar. Pulsando este botón, se enviará al momento un comando reboot al servidor haciendo que se reinicie automáticamente. Deberás tener en cuenta que, en función de los archivos que contenga el servidor, el tiempo que tarde en ejecutarse el reinicio del servidor puede variar. De forma que a mayor carga en el servidor mayor será el tiempo necesario para el reinicio.
  • Apagar. Si quieres apagar el servidor, puedes hacerlo desde este botón. Al hacer click se enviará un comando poweroff que hará que el servidor se apague. Al requerirse de un encendido manual, el servidor permanecerá apagado el tiempo que tú quieras, ya que mediante este botón el servidor no volverá a estar operativo de forma automática.
  • Forzar el apagado. El botón que recomendamos utilizar solo cuando sea estrictamente necesario; como por ejemplo, en el caso de una máquina que no responde por estar bloqueada. Forzar el apagado de un servidor supone apagarlo de forma inesperada. Es decir, sin que los servicios que se están ejecutando en ese momento se detengan, sino interrumpiéndolos. Esto puede ocasionar incidencias en el sistema al no haberse detenido correctamente las tareas en ejecución.

Si quieres saber cómo puedes realizar estas acciones con los botones del servidor, dispones de más información en nuestro centro de soporte.

Sin servicio de administración

Estos botones del servidor solo están disponibles para aquellos usuarios que tengan un servidor no administrado. En el caso de los servidores cloud con servicio de administración de sistemas, no son necesarios ya que en el servicio se incluyen este tipo de tareas. Por lo que, si necesitas reiniciar tu servidor cloud, solo tienes que decírnoslo y nosotros lo haremos por ti.

En el caso de los reinicios ocasionados por una intervención en el servidor o en nuestra plataforma, además de encargarnos de la tarea, te notificaremos sobre ello. De forma que conozcas en todo momento en qué estado se encuentra el servidor y si la intervención podría afectar a la operatividad del mismo. Confía en los mejores; somos expertos en todo lo relacionado con el Cloud Hosting.

Plesk 17.8, ¿cuáles son sus novedades?

Publicado enHosting Servidores cloud en julio 18, 2018 10:00 am

El panel de control Plesk es un software que facilita la gestión de un servidor a nivel administrador o de usuario. Recientemente han lanzado Plesk 17.8; la última actualización del panel de control más utilizado para mejorar la experiencia de usuario en la gestión de alojamientos web.

Mayor seguridad para tu alojamiento

Con Plesk 17.8 puedes asegurar cada instalación mediante encriptación SSL/TLS. Esta versión permite utilizar un certificado SSL Let’s Encrypt para cifrar las conexiones; de forma que puedas proporcionar la máxima seguridad a tus usuarios y generar confianza. Ahora cada instalación de Plesk está automáticamente protegida con SSL/TLS. Puedes forzar las conexiones seguras mediante HTTPS en tu web, en tu servidor de correo o en tu webmail.

Además, es posible protegerse del correo basura mediante las nuevas herramientas de validación de Plesk 17.8. Así evitarás que llegue spam a tu buzón y, lo más importante, evitar aquellos emails que contengan malware. La actualización del panel de control Plesk incluye soporte para DKIM, SPF, DMARC y SRS. Así, los correos que recibas en tu bandeja de entrada serán legítimos y no contendrán elementos maliciosos.

Favorece el posicionamiento SEO

Con la nueva versión del panel de control puedes desarrollar una estrategia SEO sin salir de la interfaz de Plesk; además de monitorizar tus palabras clave y comparar tus acciones con las de tu competencia. Encontrar problemas en tu web será más sencillo y, si sigues las recomendaciones de optimización de SEO Toolkit, escalarás posiciones en los rankings de búsqueda.

Para contribuir a la mejora del SEO, aumentando el rendimiento del servidor y reduciendo los tiempos de respuesta y de carga, Plesk 17.8 incorpora caché de Nginx. Esto permite que las páginas PHP se sirvan tan rápido como una página estática y desde el propio caché; en vez de tener que solicitarse al servidor.

Nuevas funcionalidades con Plesk 17.8

Plesk ha ampliado su catálogo de extensiones para ofrecerte más y mejores funcionalidades. Entre las que destacan su mejora del buscador y la posibilidad de instalar cualquier extensión en tan solo unos clicks. Además, para garantizar la seguridad, todas se actualizan por defecto dentro de un período de tiempo inferior a las 24h, después de publicarse la actualización.

La versión 17.8 de Plesk incorpora además soporte a múltiples herramientas:

  • Soporte Git para que desplegar una aplicación sea aún más fácil; además de poder crear las ramas que necesites dentro de un repositorio. Si quieres tener el control total de tu proyecto puedes desplegar de forma manual o hacerlo de forma automática para ahorrar el mayor tiempo posible.
  • Soporte para Docker. Elige entre los diferentes elementos del catálogo de Plesk 17.8 aquellos que mejor se adecúen a las características de tu proyecto. También puedes desplegar y gestionar tus contenedores de Docker desde la misma interfaz de Plesk.
  • Soporte para DNSSEC. Para hacer de internet un lugar más seguro puedes asegurar el proceso de resolución DNS desde Plesk. Además de realizar configuraciones para generar claves o firmar las zonas DNS.
  • Soporte para Ruby. Con Plesk 17.8 podrás desplegar una aplicación más fácil y rápido en uno de los lenguajes de programación más populares. Asimismo, es posible habilitar el soporte para Ruby en cualquier virtual host o elegir qué versión del lenguaje quieres utilizar en cada dominio.
  • Soporte para Node.js. Añade aplicaciones desarrolladas con Node.js a tus sitios web con un par de clicks, gestiónalas con facilidad desde la interfaz de Plesk 17.8 e instala diferentes versiones en el servidor.

Nuevas herramientas para WordPress

La última versión del panel de control Plesk añade nuevas herramientas para facilitar el desarrollo de páginas web en WordPress. Desde el diseño de la interfaz a actualizaciones inteligentes que advierten sobre la compatibilidad, evitando así provocar daños en la plataforma que impidan el correcto funcionamiento de tu WordPress.

En cualquier caso, con Plesk 17.8 puedes establecer puntos opcionales de restauración del sistema. Así, antes de actualizar WordPress o sincronizar dos instalaciones, te aseguras de poder volver atrás en caso de error. Para añadir mayor seguridad en WordPress, puedes proteger con contraseña el acceso a tu cms además de otras nuevas medidas para protegerte de ciberataques de pingback.

En cuanto a diseño, es posible personalizar la plantilla de ‘modo mantenimiento’ para ajustarla al estilo del sitio web. Además de crear y subir tus propios plugins o temas y preinstalarlos en instalaciones de la plataforma WordPress. La instalación de cualquier elemento en WordPress ahora se realizará desde un directorio más atractivo y mediante filtros avanzados.

Plesk 17.8 en tu plan de hosting

En Linube nos gusta ofrecer siempre las últimas versiones de los servicios. Por ello, hemos actualizado todos los paneles Plesk de los planes de hosting compartido y de servidores cloud administrados. Si aún no cuentas con un panel de control en tu alojamiento, puedes añadir un panel de control Plesk para gestionar más fácilmente el servidor; o si tienes un servidor no administrado, no esperes más para actualizar tu panel a Plesk 17.8.

Con la última versión de Plesk, además de simplificar la administración de un servidor, puedes disfrutar de todas sus nuevas herramientas.

Webmail seguro: tu email a salvo de miradas indiscretas

Publicado enCorreo / Webmail Servidores cloud en julio 4, 2018 10:07 am

Hace algo más de un mes recibimos decenas de correos electrónicos para que consintiéramos el envío de comunicaciones comerciales de acuerdo con la nueva RGPD. Gran parte de esos emails ni siquiera sabíamos de dónde venían, ni recordábamos haberles cedido dato alguno. Pero ahí estaban en nuestra bandeja de entrada. Esto, lo puedes evitar teniendo tu propio servicio de correo electrónico y un cloud privado; un webmail seguro que garantice la privacidad de tus datos.

Ayer saltó la noticia de que Google podría espiar nuestras cuentas de correo; y es que el uso de ciertas aplicaciones y demás servicios gratuitos implican algunas cesiones, generalmente relacionadas con nuestros datos. Acusan a la compañía de autorizar a determinadas empresas a leer nuestra bandeja de entrada con fines publicitarios. Es decir, para que la publicidad que nos aparezca mientras navegamos por internet esté verdaderamente relacionada con nuestros intereses.

Tu propio Webmail seguro

Entre las muchas ventajas del correo corporativo se encuentra la privacidad. Consiste en un correo asociado al dominio de tu web que además de servir para mejorar tu imagen de marca, te otorga su control total; el llamado webmail o «correo profesional». En la gran mayoría de planes de hosting o de planes de correo se incluye el webmail; y un webmail, pero gratuito, es Gmail. La diferencia entre la plataforma de Google y una privada es que en el segundo caso la privacidad está garantizada.

Así que, si quieres tener tu propio webmail y ser tú quien configure su capacidad y, sobre todo, la única persona con acceso a tu bandeja de entrada, empieza por registrar tu propio dominio. Una vez hayas registrado tu nuevo nombre en internet, podrás empezar a sacarle el máximo partido a tu marca.

Ventajas de un correo electrónico profesional

Cuando tengas tu propio correo corporativo podrás activar filtros avanzados por cuenta, mensajes pre-programados, gestionar el spam… Además, gracias al protocolo IMAP, tendrás todos los emails de tu ordenador y webmail sincronizados en el servidor; de esta forma podrás acceder a los mensajes desde cualquier lugar. En pocas palabras: tendrás el control absoluto sobre todas las acciones con un clic.

La seguridad del cloud privado

Para asegurar al máximo tus datos, es recomendable la contratación de un cloud privado. Un alojamiento al que solo tú tienes acceso y en el que puedes almacenar todos los archivos que consideres necesarios con la seguridad de que nadie puede acceder a ellos. Un servicio similar a conocidas plataformas como Google Drive o DropBox o su equivalente privado Nextcloud; con la diferencia de saber dónde están ubicados los servidores y cómo acceder a ellos. Puesto que en este tipo de servicios gratuitos en la misma plataforma se encuentran almacenados miles de archivos de cientos de usuarios. Crea tu propio correo corporativo totalmente individual y privado contratando cualquiera de nuestros planes cloud.

Mientras te decides entre continuar con un servicio gratuito o pasarte a un servicio totalmente seguro y privado, puedes comprobar qué permisos has otorgado a las diferentes aplicaciones. Y, a partir de ahora, presta más atención a lo que te piden las aplicaciones gratuitas de las que haces uso.

HTTP/2 en todos nuestros servidores cloud Linux con Plesk

Publicado enServidores cloud en abril 24, 2018 10:00 am

Internet es lo que conocemos actualmente gracias, en gran medida, al desarrollo del protocolo HTTP. Este protocolo de comunicación es el encargado de poner en contacto a los navegadores con los servidores en los que se encuentran alojadas las webs que queremos visitar. De forma que podamos obtener la información que estamos buscando cada vez que utilizamos un navegador web. Pero desde hace algún tiempo HTTP tenía un gran problema: una enorme falta de actualización. Algo que, si cuentas con uno de nuestros servidores cloud Linux con Plesk, ya no volverá a pasarte.

La tecnología avanza a gran velocidad y la versión del protocolo HTTP que se ha estado utilizando hasta hace ahora fue publicada en 1999. Aunque el protocolo continúa siendo igualmente válido en la actualidad, ya no se adapta a algunas de las necesidades de nuestro día a día. Y es que si en estos años hay algo que haya cambiado es nuestra paciencia. Ya no estamos dispuestos a esperar para acceder a un sitio web. De hecho, no solemos concederle más de 5 segundos; un tiempo que el protocolo HTTP a duras penas puede facilitarnos. Por ello, ha sido necesario mejorarlo propiciando el nacimiento de HTTP/2.

Tu web más rápida con HTTP/2

La nueva versión de HTTP, HTTP/2, mejora considerablemente los tiempos de respuesta de una web. De esta forma se proporciona al usuario la mejor experiencia posible y se evita la pérdida de tráfico y ventas a causa de la velocidad de carga. Y es que, al reducirse los tiempos de respuesta, se evita que el usuario acabe abandonando la web.

El único requisito para poder utilizar HTTP/2 en tu servidor cloud Linux es que las conexiones estén cifradas. Es decir, que tu sitio web cuente con un certificado de seguridad SSL y, por tanto, el tráfico sea HTTPS. Con esta combinación de certificado SSL y protocolo HTTP/2, tu página web no solo será más rápida, sino que también será la más segura. Además, evitarás que, a partir de julio de 2018, los buscadores marquen tu web como no segura por no recurrir al protocolo HTTPS.

Con HTTP/2, además de tener una web más rápida, verás cómo tu posicionamiento SEO mejora. No solo los usuarios valoran positivamente que una web responda de forma rápida, los buscadores también lo tienen muy en cuenta. Así, aquellas páginas web que recurran al protocolo HTTP/2 saldrán favorecidas en los resultados de búsqueda.

Servidores Cloud Linux con Plesk actualizados

En Linube contamos siempre con la última tecnología para ofrecerte el mejor servicio. Por ello, hemos actualizado todos nuestros servidores cloud Linux con Plesk a la última versión del protocolo de transferencia HTTP. Por lo que, si tu servidor cuenta con panel de control, podrás disfrutar de todas las ventajas que aporta el uso de este protocolo a tu sitio web. Si no dispones de una licencia Plesk, y no necesitas contratar una, puedes ponerte en contacto con nosotros para que te informemos de lo que tienes que hacer para empezar a utilizar la nueva versión de HTTP.

Si aún no cuentas con un certificado SSL, puedes contratarlo desde solo 49€ al año y empieza a disfrutar de las ventajas de HTTP/2.

La tecnología cloud es mucho más segura de lo que crees

Publicado enServidores cloud en abril 15, 2018 11:08 am

Antes de nada, ¿en qué consiste la tecnología cloud? Cada vez más oímos hablar sobre la nube, una forma de almacenamiento de datos en internet que por sus múltiples características se asocia con esas masas esponjosas que se forman en el cielo. Pero el cloud computing, la nube informática, no es tan ente como se suele pensar. Es cierto que en la tecnología cloud hay ciertos componentes que pueden ser intangibles; pero cabe destacar que en todo servidor cloud también hay partes que son físicas.

Debido a esa intangibilidad del servicio, hay quienes se muestran reacios a desprenderse de sus servidores físicos tradicionales al pensar que en el ‘ente’ cloud no hay mucha seguridad. Cuando justamente ocurre todo lo contrario. Cualquier servidor cloud es mucho más seguro que uno físico. No hay que tener temor alguno en relación a la seguridad de los datos que quieras almacenar en la nube.

Es habitual destacar las múltiples ventajas de los servidores cloud, como pueden ser la capacidad de escalabilidad y la alta disponibilidad, pero detrás de la tecnología cloud hay muchos otros elementos que, además de adaptarse a tus necesidades, te harán sentir muy seguro.

Tecnología Cloud: no es tan etéreo

Cuando hablamos de alojamiento web, ya sea hosting o servidor cloud, hablamos siempre de servidores. Y éstos están ubicados en Centros de Procesamiento de Datos (CPD), o Data Center en inglés. Son edificios de grandes dimensiones en el que se encuentran cientos de servidores donde están alojadas miles de páginas webs.

Para poder asegurar la calidad el servicio y que los servidores se encuentren en las condiciones más óptimas, los Data Center cuentan con rigurosos controles de la temperatura, altas medidas de seguridad y monitorización permanente, además de vigilancia a través de CCTV.

Conexiones siempre cifradas

Uno de los aspectos que más contribuyen a la seguridad de una web alojada en un servidor cloud son los certificados de seguridad SSL. Estos certificados se instalan en el servidor y se encargan de encriptar todos los intercambios de información que se produzcan.

Además de aumentar la seguridad de tu web, gracias a uno de estos certificados generarás confianza en tus usuarios. El hecho de que la conexión esté cifrada, y que los navegadores informen de ello, hará que el usuario perciba el sitio web como un lugar seguro en el que intercambiar todo tipo de información, incluyendo datos sensibles como números de cuenta.

Control total de los accesos

La tecnología cloud recurre al uso interfaces de desarrollo llamadas APIs. Éstas, permiten que dos aplicaciones puedan comunicarse entre sí e intercambiar información. Para aumentar sus niveles de seguridad, el acceso a las APIs solo puede realizarse a través de un canal encriptado. Esto significa que sólo es posible mediante el cifrado que proporciona un certificado de seguridad SSL.

Además, el uso de APIs requiere de procesos que añaden aún más protección. Políticas de passwords que refuerzan la seguridad de las contraseñas, la autenticación en dos pasos o el uso de claves de seguridad.

Sistemas altamente redundantes

Todos los servidores cloud se caracterizan por la redundancia de todos sus componentes. Esto significa que los procesos se repiten para que el servicio no se detenga. En caso de que algo fallase, todo lo que esté alojado en el servidor se traslada a otro servidor de las mismas características. De forma que el servicio siga continuando y que no ocurre con los servidores físicos.

Además, la tecnología cloud permite escalar los recursos contratados en menos de un minuto.  Por el contrario, los servidores físicos requieren de la interrupción momentánea del servicio para trasladar los archivos a un servidor de mayor capacidad. También, es más difícil proporcionar una alta disponibilidad al no ser redundantes. A ello hay que sumarle que el aumento de recursos tiene un coste mayor que en el caso del cloud.

¿Todavía no estás convencido de que la tecnología cloud es mucho más segura que el alojamiento en servidores físicos? Confía tu hosting a Linube. Desde el momento en que entres en contacto con el mundo cloud, no querrás otro tipo de tecnología.

Servidores cloud: ¿discos SAS o discos SSD?

Publicado enServidores cloud en febrero 27, 2018 10:22 am

Si para alojar nuestra página web nos decantamos por un servidor cloud, el tipo de tecnología con la que operan los discos del servidor cloud es un aspecto a tener muy en cuenta. En Linube, todos nuestros servidores cloud disponen en la actualidad de dos tipos de discos. Por un lado, se encuentran los discos SAS y, por el otro, los discos SSD. Pero, ¿qué tipo de disco se adapta mejor a las necesidades de tu negocio? ¿Discos SAS o discos SSD? Para que puedas escoger el tipo de discos que mejor se adaptan a las necesidades de tu sitio web, te contamos cuáles son las diferencias entre ambos tipos de discos.

Discos SAS

En relación a los primeros, los discos SAS (Serial Attached SCSI) están compuestos por al menos un disco rígido que gira a gran velocidad. Sobre este disco flota un electroimán que se encarga de leer y de escribir cada uno de los datos. Estos dispositivos electromecánicos están especialmente recomendados para el alojamiento de webs presenciales o páginas web corporativas. Sencillas páginas web que sirvan para facilitar la comunicación con los usuarios, que proporcionen visibilidad y contribuyan a la mejora de tu imagen de marca en internet.

Además de que contar con un sitio web corporativo puede servir para generar nuevas oportunidades de negocio. El uso de los discos SAS conviene desde un punto de vista económico; ya que permite llegar de esta forma a nuevos proveedores al mejor precio. Asimismo, con los discos SAS se garantiza la integridad de toda la información que almacenes en ellos.

Discos SSD

En cuanto a los discos SSD (Solid-State Drive), su principal característica, y diferencia respecto a los SAS, es que no contienen partes móviles. De esta forma, tanto el desgaste del disco duro como el consumo de energía disminuyen. Los discos SSD se aconsejan especialmente en el caso del e-commerce porque permiten una disponibilidad total de la tienda online. Esto se debe a su rápida velocidad de lectura y de escritura de los datos. Además, la tecnología cloud, unida a las grandes ventajas que aporta el uso de discos SSD, ayudará a facilitar tus ventas ya que tus usuarios podrán adquirir tus productos de forma ininterrumpida en tu tienda online.

Consigue que tus productos lleguen a un ámbito geográfico más amplio a través de una tienda online. Los tiempos de respuesta y el rendimiento del ecommerce serán siempre óptimos gracias al uso de discos SSD. Y mucho más optimizado si se combina con la tecnología cloud.

Servidores Cloud de Linube

¿Estás pensando en contratar uno de nuestros servidores cloud? En ese caso deberías considerar también qué tipo de disco es el que mejor se adapta a las necesidades de tu página web o tienda online. Tanto en el caso de elegir un disco SAS o un disco SSD, con nuestros servidores cloud, podrás ampliar los recursos del servidor cloud en cualquier momento. Gracias a su alta disponibilidad y gran capacidad de escalabilidad, nuestro servidor cloud crecerá siempre contigo en función de las necesidades de tu negocio. Contrata calidad y soporte técnico; contrata Linube.

SLA, ¿qué significan estas siglas?

Publicado enHosting Servidores cloud en noviembre 15, 2017 10:00 am

Cada vez son menos las compañías que no tienen presencia online. Que internet es el presente (que ya no futuro) de cualquier negocio, no es ninguna novedad. Seguramente pertenezcas a esa mayoría de empresas que se encuentran en la red y conozcas los SLA, los certificados ssl o el funcionamiento del panel de control Plesk. Incluso es probable que en los años que lleves operando hayas cambiado al menos una vez de proveedor de alojamiento. O, por el contrario, también puede ser que simplemente no tengas muchas idea o que estés buscando el primer alojamiento a tu nuevo sitio web.

Si tu caso es alguno de estos, lo más normal es que estés comparando entre diferentes proveedores de alojamiento web para dar con el que mejor se adapte a tus necesidades. En esta búsqueda, tendrás que considerar factores como el precio, el lugar en el que se ubican los servidores, el tipo de alojamiento: servidores físicos o cloud computing o los discos utilizados. Sin olvidar si incluye, o no, servicios adicionales como la realización de copias de seguridad.

Qué es SLA

Entre tanta información seguramente haya una palabra que no deje de repetirse en las características de los diferentes proveedores: SLA. Algo que si no estás familiarizado con el mundo del hosting lo más seguro es que no sepas qué es. Y, por ello, puede que no sea uno de los factores que te hagan decidirte por una u otra empresa. Lo que puede suponer un gran error. Prestarle atención a estas siglas puede ahorrarte algún que otro problema en el futuro.

SLA son las siglas de service level agreement, o acuerdo de nivel de servicio. Un documento escrito entre el proveedor del alojamiento y el cliente en el que se establecen los términos y condiciones de un servicio informático. Y, además, constituyen una de las formas más objetivas de poder medir el servicio prestado.

Características del SLA

Generalmente en el SLA se habla de la disponibilidad (tiempo que el servicio está disponible en internet) y de sus tiempos de respuesta. Pero también se especifica en qué casos, y en cuáles no, la compañía se hace cargo de las caídas del servidor. O cómo se verá recompensada la falta de calidad del servicio ofrecido. Un aspecto muy importante si el proveedor por el que nos decantamos acaba sufriendo problemas que supongan caídas del servidor.

Teniendo esto en cuenta, es innegable que prestar atención a los SLA es imprescindible a la hora de contratar cualquier servicio de alojamiento en internet. De esta forma, nos aseguraremos de que la opción elegida sea la más adecuada. Tomar una decisión así por aspectos puramente económicos no suele ser la mejor opción.

¿Tienes cualquier duda al respecto? o ¿ya te has decidido por un plan de hosting que se adapte a tus necesidades? En Linube estamos siempre a tu completa disposición.

CipherCloud para encriptar antes de subir a la nube

Publicado enServidores cloud

Parece obvio que el alojamiento en la nube es el futuro en lo que al mundo del hosting se refiere. Quizá por ello en los últimos años han aparecido numerosas empresas relacionadas con el cloud hosting. Este es el caso de CipherCloud, una de las últimas compañía creadas entorno al cloud computing. A pesar del aire de modernidad de la tecnología cloud, parece que esta nueva tecnología de almacenamiento no consigue terminar de despegar en el viejo continente, al menos, de momento.

Uno de los factores que parece estar retrasando la plena asimilación del Cloud Computing en España es el recelo que las empresas y algunos profesionales. Debido a la intangiblidad de la nube; hay quienes se muestran reacios a tener su información y datos más valiosos o comprometidos en un entorno que no está acotado físicamente. En realidad, este «falso» temor hacia el cloud hosting, no es más que desinformación al respecto. Y es que la tecnología cloud resulta mucho más segura de lo que puedas pensar.

El Hosting del futuro

Para que tanto empresas como administraciones den pasos consolidados hacia esta no tan nueva tecnología es necesario hacer hincapié en su seguridad. En este sentido, si hay algo que caracteriza a la tecnología cloud es su garantía de seguridad, el resultado de la redundancia de n+1 de todos sus componentes. Así, la revolución del Cloud debe llegar con una difusión de soluciones acorde a las necesidades que van surgiendo. Algo que, sin ninguna duda, y muchos somos conscientes de ello, es el siguiente paso evolutivo hacia una TI más saludable y eficiente.

Esta semana, a través de CTOedge, nos enterábamos de la aparición de una herramienta SaaS que permite al usuario tomar cierto control sobre la seguridad de la información que pone en la «nube». La herramienta, llamada CipherCloud permite aumentar la seguridad que los propios proveedores de cloud hosting o cloud computing proporcionan.

Seguridad Total: Encriptación CipherCloud

Con CipherCloud acaba de desplegar un nuevo servicio de pasarela cloud que aprovecha tecnologías de cifrado y tokenización para permitir a las empresas almacenar de forma segura sus datos. Algo que no puede aplicarse en cualquiera de los múltiples servicios disponibles en la nube.

Según cuenta su CEO, Pravin Kothari, el servicio de CipherCloud se basa en un encriptado en tiempo real de los datos. Un servicio que no afecta en absoluto a su posterior tratamiento en cualquier aplicación cloud. De hecho, Kothari afirma que CipherCloud contribuye a resolver necesidades de seguridad y privacidad en la nube. De esta manera, ayuda a que los clientes cumplan con la mayoría de regulaciones y normas exigidas para entornos de cloud computing.

En todo caso, es una acción de refuerzo en materia de seguridad. Una mejora de la seguridad que dejará más tranquilos a profesionales que quieren aprovechar las nuevas opciones de la nube; y sobre todo a aquellos usuarios más reacios a pasarse a la nube.

Importar una base de datos a SQL Azure (I de II)

Publicado enServidores cloud

En el siguiente post veremos cómo subir una base de datos local en SQL Server 2008 al servicio SQL Azure. Para ello, cuentas con varias maneras de importar una base de datos a SQL Azure:

  1. Mediante los servicios de integración de SQL Server 2008 (SSIS).
  2. Utilizando BCP para copiar los datos desde una base de datos a la otra.
  3. Desde el código, usando la clase System.Data.SqlClient.SqlBulkCopy.
  4. Utilizando wizards o scripts para la carga de los datos.

En este artículo, utilizaremos la ultima opción para mostrar qué tendrás que hacer para importar la base de datos.

El cloud de Microsoft

Antes de comenzar con la importación de la base de datos, recordemos que Azure, la nube de Microsoft, tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, Azure no permite la importación de bases de datos mediante un «restore», ni tampoco ofrece la posibilidad de adjuntar una base de datos al servidor SQL de Azure. Además, ten en cuenta de que para poder realizar la importación de una base de datos, en primer lugar, es necesario crear un servidor SQL Azure. A continuación, habrá que copiar el nombre del servidor que hemos creado, ya que es necesario conocerlo para saber dónde tenemos que conectarnos.

En nuestro caso, hemos aprovechado este paso para crear una nueva base de datos a la que hemos llamado «eventos». Esto es un paso opcional, ya que como veremos más adelante es posible crear nuevas bases de datos desde el propio Wizard. Wizard es el asistente que permite la creación de hasta 149 bases de datos por servidor SQL Azure y con un tamaño máximo de 1 GB ó 10 GB.

Importando una base de datos con SQL Azure

En primer lugar, deberemos acudir a nuestra suscripción de Windows Azure Services. Una vez hayamos iniciado sesión, deberemos pinchar en SQL Azure > Database. Allí podremos ver cuántas bases de datos tenemos alojadas en el servidor, cuál es el tipo de cada una de ellas y qué tamaño ocupan tanto de forma individual como colectiva.

 

SQL Azure

 

Al lado de la pestaña Databases, se encuentra la de Firewall Settings. Aquí tenemos que añadir al menos una regla que permita la conexión desde nuestro equipo al servidor. En nuestro caso contamos con 3 reglas diferentes para la funcionalidad de Firewall.

Firewall

Ahora utilizaremos SQL Azure Migration Wizard para poder migrar de una forma más sencilla la base de datos. La descarga de esta aplicación está disponible en el sitio oficial de CodePlesk. Para instalarla, sólo hay que seguir el asistente de instalación que integra la propia aplicación. Un proceso tan sencillo que no es necesaria la explicación, por lo que pasaremos este paso muy por encima. Pero por si acaso te surje alguna duda, adjuntamos los pantallazos del proceso a modo de resumen.

SQL Migration Wizard 1

SQL Azure Migration Manager 2

SQL Azure Migration Manager 3

SQL Azure Migration Manager 4

SQL Azure Migration Manager 5

SQL Azure Migration Manager 6

SQL Azure Migration Manager 7

SQL Azure Migration Manager 8

SQL Azure Migration Manager 9

Si tienes instalado Microsoft SQL Server Management Studio R2, ya puedes conectarte a tu servidor SQL Azure. Y, si no cuentas con esta herramienta, te facilitamos un enlace para que puedas iniciar la descarga. Como en el caso anterior, la instalación es muy sencilla y solo tendrás que seguir los pasos del asistente de Microsoft Management Studio.

sql2008R2

Una vez instalado, en Microsoft SQL Server Management Studio, solo tienes que acudir al explorador de objetos y proceder a conectar el servidor. Una vez estés conectado al servidor, deberás abrir la carpeta que lleva el mismo nombre del servidor al que quieres acceder. Y dentro de esta, tendrás que buscar la carpeta que has creado con anterioridad. Recordamos que a dicha carpeta nosotros le hemos dado el nombre de «eventos»; tú tendrás que buscar la que se corresponda con el nombre que le habías asignado.

SQL 2008 Management Studio R2

¿Buscas otra forma diferente de realizar la importación de una base de datos a SQL Azure? Consulta la segunda parte de cómo importar una base de datos a SQL Azure.